«Es una decisión muy importante para mí»

Kepa se hace un selfie sonriente en las instalaciones del Chelsea./Chelsea F. C.
Kepa se hace un selfie sonriente en las instalaciones del Chelsea. / Chelsea F. C.

El portero, al que su nuevo técnico hará debutar el sábado, se muestra «muy contento» de que el Chelsea «me acoja»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Kepa Arrizabalaga entrenó en la mañana del martes en Lezama, pasó reconocimiento médico por la tarde en Madrid y ayer mismo aterrizó en Londres para firmar su contrato con su nuevo equipo, el Chelsea, con el que se compromete por siete campañas a cambio de algo más de seis millones netos por ejercicio. Su nuevo club, que confirmó a última hora de la noche de ayer su fichaje, le recibió con los brazos abiertos.

El jugador rompió su silencio para, en declaraciones realizadas a la web de la entidad londinense, mostrar su satisfacción por su nuevo destino. «Es una decisión muy importante para mí, para mi carrera y también para mi vida personal», explicó. «Me han atraído muchas cosas del club, todos los títulos que tiene, sus jugadores, la ciudad, la Premier League. Es una acumulación de cosas, y estoy muy contento de que el Chelsea haya decidido confiar en mí y que me acoja», añadía.

«He seguido la Premier desde pequeño. Quería formar parte de cómo se vive aquí el fútbol, los estadios llenos, la gente disfrutando con respeto, la velocidad con la que se juega, los grandes futbolistas que forman parte de ella...», reconoce Kepa. ¿Cuál ha sido su espejo donde mirarse de pequeño? «Intentaba fijarme en todos. En imitar lo bueno de cada uno de ellos. He crecido en una época en la que Casillas fue muy importante. También me fijaba en Dani Aranzubia, que estaba en el primer equipo del Athletic».

Kepa reconoce que los jugadores españoles del Chelsea serán «un gran apoyo estos primeros días». «Antes de venir he hablado con ellos. Las referencias de Azpilicueta, Morata y Pedro han sido importantes», confiesa. El de Ondarroa se ha mostrado impaciente por «empezar a trabajar con Sarri» y estar junto a grandes jugadores de «talla mundial» como Hazard, Kante y Giroud. «El estilo de juego del entrenador se puede parecer al que se hace en la Selección. Con las cualidades que tengo puedo encajar en su manera de pensar y de jugar. Le gusta atacar y que el equipo sea protagonista en los encuentros. Me siento identificado». «El Chelsea tiene que pelear por títulos. Estamos ante una temporada ilusionante», ha finalizado.

Operación fulminante

Ha sido una operación fulminante que ha cogido totalmente por sorpresa al Athletic, incapaz de poner ninguna resistencia a la acometida británica. Las 48 horas que conmocionaron al Athletic arrancaron el lunes, cuando Sarri, el nuevo entrenador del Chelsea, se reunió con Courtois. «No quiero escuchar a su agente, quiero oírle a él», había dicho el temperamental técnico italiano el domingo. Y el portero belga le dijo cara a cara que deseaba irse al Real Madrid porque en la capital de España viven sus dos hijos y que no pensaba renovar el contrato que concluía en 2019.

Los ingleses se ponen en marcha enseguida. En ese momento, a apenas 72 horas del mercado británico de fichajes, tienen en mente dos nombres: el colchonero Oblak y Kepa. Sondean al primero, pero rechaza la oferta. En la tarde del lunes comienza a vincularse a Arrizabalaga con los ingleses. Desde Inglaterra se desliza que negocian también con Butland, del Stoke, que cuesta 25 millones. Según fuentes cercanas a las conversaciones, es una estrategia habitual de los clubes de la Premier: hablar con varios futbolistas para tener alternativas, más cuando el tiempo apremia, como es el caso.

En la mañana del martes el Chelsea da un paso más y contacta con Kepa para comunicarle que desea ficharle. Le ofrece un contrato en torno a seis millones de euros netos anuales, que en los últimos momentos de la negociación se incrementa ligeramente. El portero vizcaíno entiende que no puede dejar pasar esta oportunidad y acepta casi de inmediato la propuesta de negociar con los ingleses.

El trato se cierra

El martes por la tarde, la operación se acelera de forma definitiva. Kepa viaja a Madrid a pasar reconocimiento médico y para estar presente en los últimos momentos de las negociaciones. El trato se cierra esa misma noche.

En ningún momento del proceso el Chelsea contacta con el Athletic. Todos los clubes saben que Ibaigane no negocia la venta de sus figuras. Ni siquiera escucha a la otra parte. Le remite a la Liga, en donde deben depositar la cláusula.

Ayer, a las 09.22 horas, se presentaban en la sede de la Liga Profesional dos letrados del despacho bilbaíno Laffer Abogados, Álvaro Reig y Rodrigo García, que han representado al jugador en la operación. Llegaban con los poderes para depositar los 80 millones. Con ellos iba Margarita Garay, directora general de Bahía Internacional, la agencia que representa al portero.

También acudieron los abogados De Ruiz-Huerta y Crespo, con despacho en Valencia, representantes del Chelsea. Este despliegue tenía como objetivo ahorrar a Kepa la imagen de su entrada en la Liga para pagar en persona su cláusula.

Horas después, el portero ponía rumbo a Londres, donde firmó el contrato con su nuevo club. Sarri metía prisa e hizo saber al Chelsea que quiere ya a Kepa en el entrenamiento de hoy. Su plan es hacerle debutar en el primer partido de Liga el sábado en el campo del Huddersfield.

El entrenador italiano está tan encantado con el relevo de Courtois que no tuvo inconveniente en hablar del ondarrutarra antes de que se cerrase la operación. «Lo vi hace un año», dijo. «Mi primera impresión fue que es un portero muy bueno, muy joven, pero muy, muy bueno», le elogió.

Una peña subasta los guantes que les firmó el portero

La peña madrileña del Athletic Somos Diferentes anunció ayer que subasta los guantes que el portero les firmó. En la palma de la mano de uno de ellos se lee «para mis amigos de la peña Athletic Club Somos diferentes». En la otra aparece la rúbrica del vizcaíno.

La peña avisa a través de un mensaje en su cuenta de Twitter que «deseamos lo mejor a Kepa en su nueva etapa». Y a continuación que sacan a subasta sus guantes. Tiran de ironía. «Quien pague la cláusula más alta se los lleva».

Y zanjan el mensaje con el anuncio de que el dinero obtenido se destinará a escolarizar niños en Kenia a través de Karibu Sana. Esta organización financia las matrículas del colegio o ayuda a su rehabilitación y rescate si han sido niños de la calle.

Más información

 

Fotos

Vídeos