Borrar
Jon Ander Goitia

La improvisada fiesta de los aficionados del Athletic en el atasco entre Sevilla y Bilbao

Una cuadrilla de Getxo no dudó en descorchar el champán cuando los vehículos estaban totalmente parados

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 8 de abril 2024, 10:35

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La autovía de la Plata se tiñó ayer de rojiblanco. Tras una madrugada de fiesta tras alzar la Copa, a la marea de aficionados del Athletic le tocaba volver a casa desde Sevilla. Casi mil kilómetros entre la capital hispalense y Bilbao que se convirtieron, por momentos, en un suplicio. Y es que a la avalancha de vehículos se juntaron algunos accidentes y tramos de obras que complicaron la circulación.

En algunos puntos del viaje, los vehículos tuvieron que permanecer totalmente parados. Una espera que no fue tan dura gracias al botín obtenido en Sevilla. «Esto es una odisea, al menos volvemos con la Copa», decía Eneko, un joven de Derio que viajaba con varios amigos. Llegaron a esperar la friolera de «una hora para poder respostar» en una gasolinera.

La procesión athleticzale de Sevilla a Bilbao también ha dejado momentos memorables, como el de una cuadrilla de Getxo. Al ver que la gran mayoría de vehículos que les rodeaban eran seguidores rojiblancos, Jon, Joseba, Iñigo y Gorka bajaron las ventanillas, pusieron el himno a tope y se apearon del coche. Uno de ellos de ellos con botella de champán en mano, que descorchó para celebrar el título. «Fue una pasada, todos se unieron a ese momento tan especial», recuerda Jon, quien sostiene que el ambiente fue «increíble». «Lo mejor de la vuelta», dice este joven. Y eso que hicieron «10 kilómetros en dos horas».

14 horas

No fue el único momento divertido que dejó esa caravana que cruzó España. En un vídeo que circula por las redes sociales también se ve a un aficionado rojiblanco corriendo entre los vehículos parados con una copa en la mano. Viste una camiseta con el 8 y el nombre de Julen Guerrero en la espalda. Varios coches y camiones le pitan y animan.

El viaje fue más largo de lo esperado. Algunos llegaron a tardar 14 horas en hacer un recorrido de vuelta desde Sevilla que a la ida les llevo ocho. Y es que muchos de los aficionados del Athletic se encontraron con caravanas desde que abandonaron la capital hispalense. Pusieron rumbo a Bilbao casi a la misma hora, entre las 10 y las 11 de la mañana, tras dejar sus hoteles. En Mérida, Salamanca, Valladolid... en numerosos puntos tuvieron que hacer acopio de paciencia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios