Gatibu en San Mamés con jugadores a la espera. / PANKRA NIETO

LaLiga multa al Athletic porque los dos tiempos ante el Villarreal comenzaron tarde

La primera parte empezó tres minutos sobre el horario previsto y la segunda, dos por el concierto de Gatibu

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO Bilbao

El órgano de Control Televisivo de LaLiga ha propuesto una multa para el club rojiblanco, que puede situarse en 6.000 euros, por los retrasos que se produjeron en los inicios de cada una de las partes en el duelo ante el Villarreal en la decimosegunda jornada de la Liga en San Mamés.

La sanción arranca del acta arbitral. En el apartado de incidencias, el colegiado Ángel Ortiz Arias recoge que «el partido empezó con tres minutos de demora debido a la necesidad de corrección en la indumentaria de varios de jugadores de ambos equipos».

Tras el descanso sucedió algo parecido. «El inicio de la segunda parte empezó con dos minutos de demora debido a que un acto autorizado por LaLiga ha finalizado más tarde de lo inicialmente programado». La causa fue el concierto de Gatibu.

En estos tiempos en los que los horarios son tan estrictos por cuestiones televisivas, LaLiga es muy rigurosa y sanciona a quien vaya con retraso.

En ese duelo ante el Villarreal la junta directiva organizó el primer Athletic Plaza, actividades festivas en la explanada de San Mamés y en su interior. En el descanso intervino Gatibu, que interpretó dos temas sobre el césped. El acto estaba autorizado por la Liga, que fomenta este tipo de intervenciones alrededor de los partidos, pero con la premisa de que no podía alterar los horarios del partido.

La instalación de la zona en la que tocaban se retrasó unos minutos y eso generó que el grupo de Gernika acabara su actuación con los jugadores y los árbitros esperando en el campo.

Al recoger al árbitro el asunto se llevará en breve al órgano de control de televisión. El club rojiblanco no ha presentado alegaciones, por lo que allí se sancionará al Athletic. Esta normativa indica que cada infracción supone uno o varios puntos de sanción. Comenzar con ligero retraso una parte se castiga con uno, que son 6.000 euros.