Latidos perfectos de Raúl García

Raúl García, durante las pruebas médicas previas al inicio de la pretemporada./Athletic Club
Raúl García, durante las pruebas médicas previas al inicio de la pretemporada. / Athletic Club

Josean Lekue, jefe de los servicios médicos del Athletic, asegura que el problema de la arritmia ya está solucionado pero subraya que «nos mantendremos expectantes»

Robert Basic
ROBERT BASIC

Los jugadores del Athletic se sometieron el jueves y el viernes a los preceptivos exámenes de salud previos al inicio de la pretemporada y los resultados obtenidos son excelentes, sin ningún tipo de alteraciones ni sombras que condicionen el rendimiento individual. Así lo sostiene el jefe de los servicios médicos del Athletic, Josean Lekue, quien aseguró este martes en Lezama que «no ha habido grandes hallazgos» en las pruebas practicadas y que los rojiblancos están en perfectas condiciones físicas para la práctica del fútbol. «Muchas veces damos por supuesto que todo será normal, pero en ocasiones encontramos cosas que nos hacen estar alerta». Esta vez no ha sido así y todos han superado con nota los test antropomotores, podológicos y optométricos. El único punto de interés en este sentido era Raúl García, quien el pasado 7 de mayo se sometió a una crioablación para resolver sus problemas de arritmia. «Hubo que mantener precaución durante dos meses -posteriores a la corrección cardiaca- y ahora está a plena disposición del técnico», ha afirmado con rotundidad Lekue.

El mediapunta navarro se perdió los últimos partidos de la pasada Liga tras someterse a una intervención muy sencilla con el objetivo de acabar con las arritmias. «Era una pequeña anomalía», ha recordado el médico del Athletic, quien se ha felicitado por el resultado del proceso y el estado en el que se encuentra el futbolista. Está listo para lo que quiera Eduardo Berizzo, pero la vigilancia se mantendrá y el club no bajará la guardia. «Cuando acometemos este procedimiento en un paciente con estas características lo hacemos porque sabemos que el porcentaje en el que el tema se resuelve es muy alto, por encima del 80%», ha explicado Lekue. Ahora bien, ha querido ser prudente y ha admitido que «no podemos decir que no volverá a ocurrir, pero somos optimistas». En este sentido, ha subrayado que estarán pendientes de las evoluciones del jugador y que se mantendrán «atentos» a sus latidos, ahora armónicos y perfectos.

El jefe de los servicios médicos se ha mostrado muy satisfecho por la condición física general de los futbolistas y ha avanzado que la dinámica de las sesiones será distinta. «Al no haber presión competitiva, la carga de entrenamiento será diferente a la de otros años». Ha hecho así alusión a la inexistencia de las previas europeas y el verano 'limpio' del que dispondrá Berizzo para trabajar con tranquilidad y llegar en perfectas condiciones al inicio liguero. «El volumen general de las sesiones será mayor de lo que solía ser en temporadas anteriores», ha insistido. El Athletic dispondrá de seis semanas y ocho amistosos para definir su propuesta, ajustar las piezas y comenzar a competir en condiciones.

Muniain y Aduriz

A Lekue se le han puesto más nombres propios encima de la mesa, de jóvenes y veteranos, y todos han sido abordados en clave positiva y en ausencia de problemas físicos. El doctor ha aclarado que Peru Nolaskoain solo sufre un «esguince leve» en el tobillo izquierdo y que al juvenil Oihan Sancet le vigilan muy de cerca por la carga de trabajo que lleva en las piernas. «Pondremos un foco encima de Oihan y estaremos cerca de él para detectar problemas de cansancio. Su temporada se ha prolongado -acabó tarde la anterior y acaba de regresar de los Juegos Mediterráneos-, pero no ha tenido ningún contratiempo y está bien».

También les ve perfectos a Muniain y a Aduriz. El primero, lesionado de gravedad la pasada campaña, está más que recuperado de su rotura del ligamento cruzado y Lekue se ha mostrado «muy optimista» sobre su evolución. «Además -ha recalcado-, ha trabajado mucho este verano y durante las vacaciones. Esperamos lo mejor de él». Y cuando se le ha cuestionado por Aduriz, el especialista solo ha esbozado una sonrisa y ha expresado su admiración por un hombre que compite al máximo nivel a sus 37 años. «Aritz es un reto en sí mismo. El año pasado jugó más minutos que el anterior. Es un reto responder a sus expectativas de sacarle el mayor rendimiento posible».

 

Fotos

Vídeos