Una lesión de rodilla frena a Sancet

Sancet, en el duelo ante la Gimnástica Torrelavega./Javier Rosendo
Sancet, en el duelo ante la Gimnástica Torrelavega. / Javier Rosendo

Gaizka Garitano teme una dolencia «importante», aunque el navarro espera que no sea grave y regresar en unas semanas

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Las alarmas se encendieron el sábado en el campo Santa Ana de Tanos. Oihan Sancet, el centrocampista de la cantera de Lezama al que más futuro se intuye, se retiró del Gimnástica Torrelavega-Bilbao Athletic con gestos de dolor por una lesión en su rodilla izquierda. El parte médico del Athletic se refirió a una entorsis, una lesión de una articulación debido a un giro brusco. Hoy se le realizarán pruebas médicas para determinar cuál es el daño que sufre. El sábado había inquietud en el vestuario.

«Esperemos que no sea mucho, pero nos tememos que pueda ser una lesión importante», dijo su entrenador, Gaizka Garitano, en la sala de prensa. Se colocaba así ante una terrible perspectiva, que sufra una grave dolencia de ligamentos que le mantenga alrededor de medio año de baja. El centrocampista, sin embargo, confía en que no sea tan grave. Siente que no se encuentra ante una lesión de tremenda envergadura. Sea lo que sea, el percance le frena en el, hasta ahora, momento de mayor visibilidad de su carrera.

Sancet jugaba su segundo partido como titular con el filial, al que ha ascendido esta campaña tras hacer la pretemporada a las órdenes de Berizzo. En una jugada pisó mal y sintió molestias en la rodilla izquierda. En el minuto 36 se resintió en una carrera, se fue al suelo y fue relevado.

El jugador ha relatado a sus compañeros que no siente graves molestias, lo que le hace ser optimista sobre el alcance de la lesión. Eso sí, a veces la escasa intensidad del dolor engaña. Ya le sucedió a Iker Muniain en una de sus graves lesiones de rodilla. La esperanza de Sancet es que se encuentre ante un problema que le mantenga en torno a un mes de baja.

Más información

El navarro dio sus primeros pasos en el Oberena, del que saltó a Osasuna. Este centrocampista del barrio pamplonés de Mendillorri llamó la atención de los técnicos rojiblancos, que le reclutaron en 2015, cuando aún era cadete y, por tanto, no podía ser sujetado por su club.

El chico cautivó en Lezama. De gran envergadura (1,88) los técnicos rojiblancos destacan que se trata de un centrocampista de área a área, una especie de Javi Martínez.

Subió el el escalafón año a año y el pasado curso militó en el juvenil A, con el que firmó 33 partidos y 8 goles. La llegada de Berizzo al banquillo del Athletic ha dado un gran impulso a su carrera. En la Copa juvenil reparó en el espigado centrocampista. Y lo llamó para la pretemporada.

Luis de la Fuente, hoy seleccionador Sub'21, le reclutó para los Juegos del Meditarráneo'18. Sancet regresó con el oro, pero se quedó sin vacaciones. Con apenas cinco días de descanso se incorporó a la pretemporada. Jugó cinco amistosos y se integró en el filial a la espera de una nueva oportunidad. La lesión de Torrelavega le obliga a esperar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos