Lezama se olvida de fabricar jugadores de creación y ataque

Muniain y Williams, durante un entrenamiento./JUAN ECHEVARRÍA
Muniain y Williams, durante un entrenamiento. / JUAN ECHEVARRÍA

Desde el debut de Muniain, la factoría rojiblanca sólo ha consolidado en el primer equipo a Williams como futbolista del centro del campo hacia adelante

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

A pesar del disgusto que tenía por la marcha unos días antes de Kepa Arrizabalaga al Chelsea, Josu Urrutia, presidente del Athletic, ensalzó el 16 de agosto el trabajo de Lezama. «Se le critica, pero no hay otro momento en la historia del club en el que los mejores equipos hayan venido a captar jugadores. Eso indica que las cosas se hacen bien».

El presidente no se extendió en consideraciones, pero lo cierto es que Lezama lleva años sin aportar al primer equipo futbolistas que se consoliden en puestos de creación. Hay un dato demoledor para un club que tiene la cantera como referencia. Desde el debut de Iker Muniain, en julio de 2009, sólo Williams se ha convertido en indiscutible como jugador de perfil creativo u ofensivo formado en la cantera.

En donde sí se han cubierto holgadamente las necesidades del primer equipo ha sido en la retaguardia. La factoría ha aportado porteros como Kepa, Herrerín, Unai Simón y Remiro (no ha debutado) y centrales como Laporte, Unai Nuñez o Yeray. Aquí Lezama sí ha brillado. El ondarrutarra y el francés se convirtieron en el guardameta más caro y el segundo defensa por el que más se ha pagado.

Sin embargo, la realidad es que Lezama sólo ha cubierto una pequeña parte de las necesidades del equipo de la zona de construcción hacia adelante. A excepción de Williams, ningún otro de los mediocentros, extremos o atacantes considerados titulares ha debutado después que Muniain. Nueve años en los que la contribución de la factoría rojiblanca ha sido limitadísima.

Los jugadores que más minutos han disputado del centro del campo hacia arriba esta campaña han llegado fichados o son canteranos formados antes de la llegada de Urrutia y su director deportivo, José María Amorrortu.

Los tres centrocampistas más empleados han sido Dani García (fichado desde el Eibar), Beñat (debutante en 2006 antes de recibir la baja e irse a hacer méritos fuera) y Muniain, cuyo salto al primer equipo es empleado como referencia de este artículo.

Lezama ha sido en este tiempo incapaz de preparar un centrocampista de garantías. En Unai López se tienen depositadas esperanzas, pero su consolidación como titular se retrasa. De hecho, este mismo curso tras arrancar en el primer once fue borrado del mapa por Eduardo Berizzo. Desde entonces, apenas ha jugado 24 minutos.

Ha habido otros medioscentros a los que se auguraba talento que han tenido su trayectoria en el primer equipo, pero ninguno ha cuajado, como sucedió con Ruiz de Galarreta, Eraso, Aketxe, Undabarrera o Iñigo Pérez.

Desde hace años en Lezama tenían claro que era preciso formar un delantero que relevara a Aduriz, cuyo final se acerca ya. Los técnicos no pueden presumir de haber encontrado una solución al problema. Se irá del fútbol con 38 años sin que los gestores de talentos hayan aportado al primer equipo un jugador que ofrezca garantías.

Han llegado muchos delanteros al primer equipo -Guillermo, Sabin Merino, Villalibre, Guruzeta-, pero sólo Williams puede considerarse indispensable, aunque sea en un puesto que no es el suyo y en el que no cubre las necesidades de goles de su equipo. Algunos de los otros han salido del club mientras los que siguen aún deben avanzar mucho para ganarse el puesto.

Al Athletic no le ha quedado otro remedio que ir al mercado. Llegaron Viguera y Kike Sola. Fueron una decepción y se despidieron como dos operaciones fallidas.

Los tres atacantes que más minutos han tenido con Berizzo son el propio Williams, Raúl García, fichado a golpe de talonario, y Markel Susaeta, que cumple 31 años en diciembre y a quien Lezama debe buscar a medio plazo un relevo que, de momento, tampoco se atisba en el horizonte.

Eraso, único en la Liga

El trabajo de Lezama queda en peor situación cuando se constata que (cedidos al margen) de todos los que han salido solo uno, Eraso, juega en la Liga. Los otros dos que están en Primera lo hacen en torneos menores. Isma López está en Chipre y Erik Morán en Grecia. Siete de los que se han ido (Isaac Aketxe, Iñigo Pérez, Galarreta, Undabarrera, Álvaro Peña, Vidal y Guillermo) ni siquiera han vuelto a jugar un partido en Primera.

Para más inri, el vizcaíno que no está en el Athletic con mejor carrera en la Liga es Ibai Gómez, que no se formó en la factoría rojiblanca sino en el extrarradio de los equipos modestos vizcaínos. El club rojiblanco ya ha comenzado a dar pasos discretos para reforzar su plantilla. Este periódico ha revelado el interés del club por dos nombres, Ibai Gómez y Herrera. El Athletic necesita talento en el ataque. De nuevo, irá a buscarlo fuera.

 

Fotos

Vídeos