La Liga denuncia cánticos ofensivos de unas «4.000 personas» ubicadas en la grada de animación. / pankra nieto

La Liga denuncia insultos de la grada de animación durante el partido contra el Atlético en San Mamés

La patronal de clubes recoge en un informe cánticos ofensivos contra Simeone y también refleja el grito «españoles, hijos de puta»

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha confeccionado un escrito de denuncia en el que recoge los cánticos entonados por la grada de animación de San Mamés durante el partido contra el Atlético. El informe ya está remitido al Comité de Competición y a la Comisión Antiviolencia con el objetivo de que incoen el posible expediente sancionador, que la mayoría de las veces se traduce en multas económicas. La patronal de clubes ha hecho público este jueves un documento que integra las proclamas ofensivas proferidas por el fondo norte, donde se ubican algo más de 4.000 personas en la zona habilitada para elevar la temperatura ambiente en La Catedral. Fundamentalmente, la LFP pone el acento en dos gritos repetidos con frecuencia en el transcurso del choque frente a los 'colchoneros': «Simeone, hijo de puta»; y «españoles, hijos de puta».

La Liga elabora cada semana un informe que luego entrega al Comité de Competición y a la Comisión Antiviolencia con aquellos cánticos que se producen en los encuentros que inciten a la «violencia o tengan un contenido insultante o intolerante». Estas proclamas aparecen recogidos como «comportamientos prohibidos y sancionables, tanto en el Código de Disciplina Deportiva de la Federación como en la legislación contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte». En este sentido, la LFP ha redactado lo siguiente: «En el minuto 10 de partido, unos 4.000 aficionados locales, ubicados entre los sectores 105 y 110 de la Tribuna norte baja, situados junto a una pancarta con la inscripción 'Iñigo Cabacas Herri Harmaila', entonaron de forma coral y coordinada durante 10 segundos el cántico «que se vayan, diles que se vayan, de una puta vez».

Con megáfono

Solo tres minutos después, según se recoge en la denuncia, esta misma zona del campo centró su mirada en el técnico visitante: «Unos 4.000 aficionados locales, ubicados entre los sectores 105 y 110 de la Tribuna norte baja, situados junto a una pancarta con la inscripción 'Iñigo Cabacas Herri Harmaila', entonaron de forma coral y coordinada durante 8 segundos el cántico 'Simeone, hijo de puta'». En otra fase del partido, siempre de acuerdo con la LFP, se volvió a repetir el primer cántico iniciado esta vez por un «aficionado con megáfono». Comenzada la segunda parte, la grada de animación gritó también «españoles, hijos de puta».

Los emisarios de la Liga en San Mamés destacaron no obstante en su escrito que «se ha de destacar que el resto de los aficionados locales han mantenido un comportamiento adecuado durante el partido, y que la incidencia descrita se ha producido exclusivamente desde la zona indicada anteriormente». Es decir, el estadio no secundó en ningún momento los cánticos emitidos por la grada de animación. Ahora queda por ver si se formulará una posible sanción que, salvo sorpresa, quedaría articulada en torno a un castigo económico.