Malestar en el Athletic por la conducta de algunos jugadores en las fiestas de Bilbao

Williams pidió ayer en un comunicado disculpas públicas por la pelea con su novia en las fiestas de Bilbao. /EFE
Williams pidió ayer en un comunicado disculpas públicas por la pelea con su novia en las fiestas de Bilbao. / EFE

La difusión del vídeo de una trifulca entre Williams y su novia de madrugada en las txosnas y otro de Aduriz bailando tras su lesión en el recinto festivo encrespan a Josu Urrutia y a su directiva

JUANMA MALLO

Las imagenes de la bronca callejera entre Iñaki Williams (Bilbao, 15 de junio de 1994) y su pareja en la madrugada del pasado martes en el recinto festivo de Bilbao y la presencia ese mismo día de Aritz Aduriz bailando con aficionados en las txosnas pocas horas después de confirmarse que una lesión muscular le apartará del equipo al menos dos semanas, han enfurecido al presidente Josu Urrutia y a su junta directiva. El máximo dirigente del Athletic presenció ayer el entrenamiento de la primera plantilla a ras de césped en Lezama y aunque no mantuvo un contacto directo con la plantilla, fuentes oficiales del club aseguraron que era muy probable que trasladara a los protagonistas en privado su profundo malestar con esas actitudes en la Aste Nagusia.

Urrutia no es amigo de que los futbolistas compartan su vida privada en las redes sociales, aunque asume que se trata de algo inevitable en los tiempos que corren. Pero lo que no acepta de ninguna forma es que sus comportamientos individuales puedan dañar la imagen del club y de su masa social.

La difusión del vídeo en las redes sociales y en distintos medios –entre ellos elcorreo.com– de Aritz Aduriz bailando y saltando en la madrugada del martes en las txosnas rodeado de jóvenes que le jaleaban a la vez que entonaban el himno del Athletic, no gustó en el equipo de gobierno de Urrutia, sobre todo porque el futbolista había sufrido una lesión muscular el día anterior que recomendaba reposo.

Gritos y escupitajos

Pero la gota que ha colmado el vaso en Ibaigane han sido las desgradables imágenes captadas ese mismo día en las fiestas de una bronca con gritos, insultos, empujones y escupitajos entre Iñaki Williams y su novia. Se trata, además, del jugador franquicia con una de las fichas más altas de la plantilla y al que el club ha convertido en el máximo exponente de fidelidad a los colores y a un sentimiento tras las recientes 'fugas' a la Premier de Laporte y del guardameta Kepa Arrizabalaga.

Fue el propio futbolista el que ayer mismo se disculpó por la discusión y a la vez denunció un intento de extorsión por parte de desconocidos para evitar la distribución del vídeo en las redes sociales, como finalmente ocurrió. A lo largo del día de ayer fue recogido en diversos medios de comunicación digitales. Las imágenes también se ofrecieron a este periódico, que rechazó su difusión.

En el vídeo, que finaliza con la intervención de Yeray Álvarez para apartar de la escena a Williams, se observa una acalorada bronca en la que ella le llega a empujar y él le lanza un escupitajo. El jugador dice haber puesto en manos de sus abogados el intento de chantaje del que afirma haber sido víctima para no sacar a la luz pública «las imágenes que alguien grabó y difundió en contra de nuestra voluntad». Los hechos se produjeron en la madrugada del martes en las inmediaciones de la txosna de Gogorregi, en la plaza Pío Baroja. Eduardo Berizzo había dado el miércoles fiesta a su plantilla.

Josu Urrutia presencia el entrenamiento de ayer en Lezama junto al delegado de la primera plantilla, Andoni Imaz.
Josu Urrutia presencia el entrenamiento de ayer en Lezama junto al delegado de la primera plantilla, Andoni Imaz. / JUAN ECHEVARRÍA/Mundo deportivo

Hechos que se repiten

A la gravedad del hecho de que un profesional de la primera plantilla del Athletic protagonice, sin percatarse de las graves consecuencias, un lamentable incidente en público con su pareja, se une el intento de intimidación que el jugador ha sufrido por parte de quienes supuestamente grabaron la trifulca. Del comunicado del delantero rojiblanco se desprende que sus abogados presentarán una demanda para descubrir y actuar legalmente contra el autor o los autores del intento de extorsión, un delito muy grave que está castigado con penas que van de uno a cinco años de prisión.

Los hechos denunciados por Iñaki Williams han dejado de ser sucesos aislados en los últimos tiempos entre los deportistas de élite, a los que la era digital obliga a ser muy estrictos en sus comportamientos cuando se encuentran en lugares públicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos