Frsutración de los rojiblancos al finalizar el partido. / JORDI ALEMANY

San Mamés castiga al equipo con una pitada

Es inadmisible que un equipo que es consciente de jugarse Europa se comporte con la falta de tensión con la que lo hicieron los rojiblancos