Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

«San Mamés tiene que ser un infierno»

«San Mamés tiene que ser un infierno»

El Athletic se queda sin margen de error y solo la palabra victoria entra en la mente para el debut de Garitano en la Liga esta noche ante el Girona

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic afronta esta noche un nuevo amanecer. El ascenso al banquillo de Gaizka Garitano por la destitución de Eduardo Berizzo inaugura una etapa en la entidad bilbaína que debe comenzar, de manera obligatoria, con un triunfo frente al Girona (21.00 horas). El agua ya ha llegado al cuello del equipo rojiblanco, con la permanencia a una inquietante distancia de tres puntos gracias a la ajustada victoria del Celta en Villarreal. De todos modos, la reacción, esa que cada jornada se espera y todo el universo rojiblanco da por hecha, no puede retrasarse más. Porque luego llegan las urgencias, las piernas se agarrotan, la mente pierde agilidad y todo aboca a la tragedia. Sin margen de error. Por eso, la escuadra vizcaína tiene que sentir, en una noche con sabor a final y necesario renacimiento, el aliento de la afición. «San Mamés tiene que ser un infierno. La gente es consciente de la situación en la que estamos, muy delicada. Y San Mamés va a estar caliente», coinciden Andoni Goikoetxea, el bravo central vizcaíno, y Cristina Pintor, exjugadora y periodista.

 

Fotos