San Mamés, en los momentos previos al partido contra el Rayo

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO