Marcelino, con gesto serio, en la rueda de prensa de esta mañana. / EFE

Athletic Club Marcelino anunciará su futuro «la próxima semana»

El técnico, que no da ninguna pista sobre sus intenciones, dice que el proceso que ha rodeado a su continuidad ha sido «duro y difícil»

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Relajado y convencido de que su equipo logrará esta noche la clasificación para la Conference, Marcelino García Toral anunció ayer que «rápidísimamente» anunciará su futuro en el Athletic. El técnico asturiano no dio ninguna pista sobre cuál será la decisión que hará pública «la próxima semana», aunque a nadie se le escapa que dependerá en buena medida de que el conjunto rojiblanco se clasifique esta noche para competición fuera. Unas fuentes sostienen que si así fuera, es probable que decida echarse a un lado de forma temporal y aguardar al resultado de las elecciones, porque ninguno de los dos aspirantes, de momento, a la presidencia del Athletic le han descartado como opción para el banquillo. Ricardo Barkala, el primero en saltar a la arena electoral, le comunicó que ha contactado con otros técnicos pero en ningún caso cerró las puertas a su continuidad, según fuentes de la candidatura. En su conversación con el técnico, Iñaki Arechabaleta, el segundo precandidato en hacer pública sus aspiraciones al sillón de Ibaigane, le trasladó que contaba con él si se cumplen una serie de condicionantes que no han trascendido.

Sin embargo, algunos medios próximos al entrenador consultados por este periódico afirman que Marcelino está muy dolido porque entiende que su trabajo no está siendo valorado como merece por Barkala y Arechabaleta y que con la experiencia que acumula, su futuro no debería de estar pendiente de que el equipo se clasifique para la Conference League. Estas fuentes se inclinan porque el preparador podría anunciar su adiós.

Ejercicio de sinceridad

De momento, ayer en la previa del encuentro contra el Sevilla, empleó su habitual capacidad para regatear la cuestión. «Una vez que acabe la competición tenemos que hacer un análisis profundo de la situación e intentar hacer todo tipo de valoraciones para intentar equivocarnos lo mínimo posible».

Será la culminación a más de tres meses de continuas preguntas sobre su futuro. Cada vez que el técnico de Careñes comparecía en una previa para, en teoría, analizar el choque del día siguiente, el tema central era su persona: los contactos con los precandidatos, la oferta rechazada para renovar que le había ofrecido Aitor Elizegi... En un ejercicio de sinceridad, el preparador asturiano reconoció que este proceso había resultado «duro y difícil». Sin embargo, aseguró que no le había robado ni una gota de energía. «No me ha desviado del camino. En ningún caso me ha ocupado por encima de lo que yo considero prioritario. Y nada que me ha condicionado en mi forma de ser y en la respuesta que he ofrecido a lo que era el trabajo con el grupo cada día», lanzó.

Una labor que ha dejado al Athletic compitiendo por Europa hasta el pistoletazo final. Por ahí, el técnico de Careñes se encuentra satisfecho con su plantilla y les deseó la mejor para esta noche. «Estos futbolistas se lo merecen por su trabajo, por su forma de actuar, por su forma de ser. Se merecen conseguirlo», lanzó el entrenador del Athletic, que también fue cuestionado sobre si creía que este equipo sigue teniendo capacidad de evolucionar. «Siempre vemos posibilidad de mejorar. Cuando tienes una plantilla que trabaja, que se esfuerza, que cree, que nos acepta, que nos ayuda... ¿Cuánto? ¿Toda la mejora nos va a servir para llegar a la Champions? Es complicado. ¿Para llegar a Europa? Es complicado, porque creo que en una buena temporada estamos ahí peleando».