Marcelino observa a sus jugadores después de un intenso ejercicio en las instalaciones de Lezama. / pankra nieto

Marcelino ejerce un control exhaustivo del peso y la alimentación de los jugadores del Athletic

Los futbolistas pasan a diario por la báscula, se les mide su índice de grasa al menos tres veces al mes y hay multas por 'engordar'

ROBERT BASIC y JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Marcelino García Toral quiere tener todo bajo control. Al menos todo aquello que acontece dentro de las paredes de Lezama y de San Mamés, en su zona de influencia, donde sus reglas son claras y de obligado cumplimiento. No solo en el terreno de juego, sino también en el comedor, un lugar sagrado para un entrenador que ejerce un seguimiento exhau