De Marcos advierte del peligro y llama a la unidad

Un momento del partido./Fernando Gómez
Un momento del partido. / Fernando Gómez

El lateral habla de una «situación complicada» y pide dar un paso adelante: «Hay que salir dando la cara y más juntos que nunca»

Robert Basic
ROBERT BASIC

El Athletic no pudo romper anoche su maldición en el campo del Espanyol y la racha de los más de 20 años sin ganar en la Liga en el feudo 'perico' sigue vigente. Los rojiblancos necesitaban los tres puntos como el comer, pero regresaron a casa con el estómago vacío y la desagradable sensación de sentir cómo se les mueve el suelo que pisan. Evidentemente, solo han pasado 11 jornadas y queda un mundo para cambiar la dinámica, pero Eduardo Berizzo debe hacerlo ya porque la reacción no puede demorarse ni un segundo más. Nada más acabar el choque, que aupó a los catalanes a la segunda plaza, Óscar de Marcos, ayer capitán, habló con claridad y contundencia y lanzó un mensaje de unidad. «Hay que salir dando la cara y más juntos que nunca».

El lateral reconoció que el peligro está ahí y palpable, aunque se mostró convencido de que el Athletic saldrá adelante y se colocará en los puestos que le corresponden. No ocultó la preocupación por la mala clasificación del equipo y tampoco por una incomprensible racha de diez jornadas seguidas sin lograr la victoria. De hecho, ya han pasado dos meses y medio desde el último y el único triunfo de los bilbaínos, que rubricaron en el encuentro inaugural frente al Leganés (2-1). Desde entonces, siete igualadas y tres derrotas. «Cuando no sumas de tres en tres tardas mucho en conseguir los puntos. Son siete empates y así es complicado. Lo que cuenta es sacar las victorias», manifestó el de Laguardia, quien una vez constatado el delicado momento del equipo insistió en el concepto de la unidad. «Hemos vivido situaciones similares y todos juntos hemos salido adelante. Debemos estar juntos -remarcó- y con el apoyo de nuestra gente lo vamos a lograr».

Berizzo repitió el esquema puesto en práctica frente al Valencia y amuralló de nuevo el centro del campo con Dani García, San José y Mikel Rico. Este último se multiplicaba por todas las zonas del campo, pero se echaba en falta más creación en la parcela ancha y por consiguiente más peligro en los metros de la verdad. «El equipo lo ha dado todo. La primera parte la hemos tenido controlada y ellos han llegado y han hecho gol. Eso -en alusión al tanto de Borja Iglesias- ha condicionado la segunda mitad porque hemos ido adelante y ellos han disfrutado de oportunidades a la contra. Nosotros también hemos podido empatar, pero nos ha faltado acierto», expuso De Marcos, quien evidenció los problemas del Athletic con la efectividad. Aduriz solo gozó de una ocasión de verdad tras el paso por los vestuarios, y fue precisamente a raíz de un buen pase del defensa alavés. Su remate, flojo, lo atrapó sin ningún problema Diego López.

«Hay que seguir peleando»

Los rojiblancos únicamente han marcado tres goles en los últimos cinco partidos -ante Real Sociedad, Eibar y Rayo- y se han quedado a cero frente al Valencia y el Espanyol. Aduriz apenas llevó peligro a los dominios de Diego López, Raúl García remató bien en la recta final de la primera parte pero el meta local despejó su tiro y Williams se estrelló contra el palo después de una bonita jugada individual. Y eso fue más o menos todo en los metros de la verdad, demasiado poco como para aspirar a sacar los tres puntos de un campo en el que los 'pericos' solo han encajado un tanto en la Liga. «No nos están saliendo bien las cosas o no tenemos la fortuna de cara al gol», prosiguió con su análisis De Marcos, visiblemente preococupado aunque confiado en la capacidad de reacción del equipo. «Hay que seguir peleando. Es una situación complicada porque estamos ahí abajo», constató, pero prometió lucha sin cuartel y compromiso colectivo.

Ahora toca pasar página y pensar en el partido del sábado contra el Atlético en el Wanda Metropolitano, donde el Athletic necesita sacar algo positivo y calmar su ansiedad. «Es un campo complicado, pero nosotros iremos a ganar», prometió De Marcos, consciente del peligro y de la necesidad de dar un paso adelante. Eso sí, desde la unidad y sosiego.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos