Borrar

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ayer fue fiesta de guardar en Bilbao. Subía por el Nervión una procesión de barcos como las que usan las villas marineras en sus fiestas patronales, y los erandiotarras, según testigos, sacaban escaleras a la calle para ganar altura. Por todo el trayecto, la gente (...

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios