Lopetegui se marcha del campo.

¿Es el mejor momento para visitar el Pizjuán?

El Sevilla se encuentra sumido en una enorme crisis, ya ha perdido tantos partidos como la pasada Liga y Lopetegui está casi fuera

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

. El Athletic se plantará en el Sánchez Pizjuán el próximo sábado (18.30 horas) en tercera posición y se enfrentará a un rival, el Sevilla, que vive en estado de convulsión. Solo un punto por encima del descenso, un único encuentro ganado de siete y, por supuesto, un entrenador, Julen Lopetegui, más fuera que dentro. El cuadro hispalense solo ha superado al Espanyol, ya ha perdido tantos partidos como la pasada temporada (4), se ha convertido en un equipo roto, que baja muy fácil los brazos y que ha recibido goles en todos los partidos. Ahí se dirigirá el sábado la escuadra de Ernesto Valverde, a una cancha que, por otro lado, suele ser maldita: de los últimos 20 encuentros en el torneo de la regularidad ha ganado 2, empatado cuatro y perdido 14. ¿Es el mejor momento para viajar a Nervión?

Si el oponente hispalense realiza un encuentro como el del pasado sábado contra el Atlético, la respuesta es fácil, sí. Los colchoneros disfrutaron de una triunfo plácido y convirtieron la grada del Pizjuán en un volcán. Pitos, pañuelos, gritos contra todos los estamentos del club... Un enfado momumental de la afición que ayer también les reprochó a los jugadores su nulo rendimiento en la Ciudad Deportiva; de hecho, Acuña se encaró con una aficionado.

Los aguas bajan revueltas en el Pizjuán y es el momento propicio para que el Athletic asalte a una escuadra que se ha descosido en el mercado de verano. Ingresó 91 millones, sobre todo con las ventas de dos centrales de talla internacional: Jules Kounde y Diego Carlos. A cambio, ha contratado por 28 millones. También dos defensas: el joven Nianzou, que cometió un error de bulto en la primera diana colchonera, y Marcao, que llegó lesionado y todavía no ha debutado. Sí, han aterrizado jugadores como Isco, por ejemplo, y Januzaj, pero todavía su rendimiento se encuentra a años luz del esperado. Monchi, de momento, no ha acertado.

Sampaoli, el candidato

Pero, como siempre, es más fácil mirar al banquillo y buscar la activación de la plantilla con la salida de Lopetegui. El sábado, después de la derrota, hubo un cónclave en busca de posibles candidatos. Sin embargo, la pasada noche, el técnico de Asteasu seguía en el cargo debido a que no se había cerrado el pacto con ningún técnico. Se dice que tanto Marcelino como Rafa Benítez han declinado el ofrecimiento, y todo apunta al regreso de Sampaoli, un técnico peculiar. Y pasado mañana, por cierto, espera el Borussia de Dortmund en la Champions. ¿El mejor momento?