Borrar
Dos socios agraciados se felicitan en San Mamés tras el sorteo. Ignacio Pérez

«Es el mejor regalo de cumpleaños posible»

Aficionados rojiblancos empiezan a preparar sus viajes a Sevilla después de ser agraciados con una entrada para la final

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 14 de marzo 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Athletic permitió que varios socios, previa inscripción, pudieran disfrutar del momento in situ. Uno de ellos fue Rubén de la Posada, un joven que tiene tatuado todo el brazo derecho con elementos del Athletic. En su piel tiene retratada la última gabarra, un león enorme y el escudo del Athletic. «Es una tremenda suerte que nos haya tocado entrada para La Cartuja», afirmó la mar de contento. Todavía no tiene nada organizado para viajar a Sevilla, pero lo único que sabe es que lo hará en caravana: «Quería esperar a que nos tocase», explicó.

La alegría fue por barrios, pueblos y hasta otros puntos de España. Desde Peñíscola atendió Joserra Suárez la llamada de este periódico. Tenía celebración por partida doble. «Es el mejor regalo de cumpleaños posible», dijo exultante. «Voy a ir con mi hija y mi sobrina. Ellas irán desde Bilbao y yo creo que iré hasta Valencia y de ahí en AVE. No tenemos nada programado todavía, pero será una odisea», desarrolló sobre sus planes de viaje. «No dormiremos allí. Acabaremos como se pueda, agotados, pero espero que merezca la pena y podamos volver con la Copa».

Ya jubilado, Suárez recuerda la última vez que la gabarra surcó la ría. «Fue algo inolvidable». Hace cuarenta años estuvo en el Santiago Bernabéu para ver ganar la Copa al Athletic en aquella final ante el Barcelona (1-0 con gol de Endika). «Me tocaron entradas unos pocos días antes. Tengo la esperanza de volver a ganar. Creo que somos superiores, pero hay que respetar al rival», analizó desde la localidad castellonesa. Antes de colgar aportó una curiosidad. «Mi mujer es prima segunda del 'Vasco' Aguirre. Le tenemos mucho cariño y se merece esta final como ninguno, pero espero que no se lleve una alegría esta vez».

«Iba a ir de todas formas. Momentos así son difíciles que se repitan, para un hincha del Athletic es el no va más»

Más felicidad. La de Iñigo Tellitu, un joven de 25 años que disfrutará por primera vez de una final. Con otros seis amigos del barrio de Urioste, en Ortuella, montarán en un autobús el viernes a las once de la noche y regresarán, «espero que con la Copa», el domingo a las siete de la mañana. «Va a ser una fiesta, merece la pena la pechada. Con o sin entrada íbamos a ir de todas formas. Momentos así son difíciles que se repitan y para un hincha del Athletic es el no va más». La cuadrilla es muy grande y otro de sus colegas, Aitor Puente, que es el que le invita al campo desde hace dos años con sus carnets, viajará el jueves con toda la familia. «Me ha gastado una broma diciendo que no nos había tocado y media hora después me ha vuelto a llamar», narró ya más aliviado. Después de que el coronavirus frustrara sus planes en 2020, Sevilla les espera, donde también coincidirá con otros compañeros del club de pelota Orma Bi de Galdakao, donde juega.

Noche en Extremadura

Sí que tiene experiencia en una final Pello Martínez, aunque espera esta vez correr mejor suerte que en 2015, la de Barcelona ante el conjunto azulgrana. «Tengo vacaciones la semana de antes e iré con tres amigos con el coche tranquilamente, parando en ciudades hasta llegar a Sevilla. Allí nos juntaremos con el resto de la cuadrilla», explicó sobre su itinerario hasta la capital andaluza. «Tengo mucha ilusión. Con ganas de disfrutar y a ver si ganamos».

Más experiencia, la del 6 de abril será su sexta, tiene Jorge Valverde en finales. La ilusión nunca se pierde. «Espero que esta vez sí nos traigamos la copa a Bilbao», lanzó ambicioso. Hasta Sevilla se desplazará junto a su mujer y sus hijos, pero no pernoctará en la ciudad hispalense. «Nos quedaremos en un pueblo cercano de Extremadura y desde allí nos acercaremos a disfrutar de, esperemos, un día histórico». Iñigo Arregui, que irá desde Orozko, también tuvo suerte. «Iremos los cuatro de la familia y volveremos con la Copa». Amén.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios