Ignacio Pérez

La mejoría goleadora impulsa al Athletic

Los 24 puntos que ha obtenido en las 14 jornadas disputadas hasta ahora arrojan un promedio de 1,71 por partido, lo que nos daría una proyección de 65 puntos al final de temporada

Juan Carlos Latxaga
JUAN CARLOS LATXAGA

El Athletic ha conseguido alcanzar la meta que se proponía. Pasará el parón que provoca el Mundial en puestos europeos, manteniendo la ambición intacta y con la sensación de que es factible el objetivo planteado pública y oficialmente en aquella rueda de prensa al comienzo de la temporada

Recién consumido un tercio de la competición disponemos de datos suficientes para valorar el rendimiento y las posibilidades del equipo. Y lo primero que salta a la vista es que la mejoría en la capacidad goleadora es el propulsor principal del Athletic hacia la zona alta de la tabla. A estas alturas, los rojiblancos ya han anotado 24 goles, la mitad de ellos lejos de San Mamés, el fortín donde han sumado cinco de sus siete victorias. Solo les superan en efectividad el Real Madrid y el Barcelona. El año pasado habían marcado 11; 18 hace dos temporadas; 15 en la anterior y 14 hace cuatro y cinco años.

Sigue faltando un goleador de referencia, pero su ausencia se compensa con un trabajo coral. Iñaki Williams y el sorprendente Guruzeta han marcado cinco por cabeza. Nico Williams, Sancet y Berenguer han anotado tres veces cada uno, Vesga suma dos tantos, mientras que Raúl y Vivian han hecho una diana. Ya son ocho los rojiblancos que han visto puerta en lo que llevamos de curso, una cifra solo igualada en la 2020-21. El año pasado únicamente habían marcado cinco jugadores, con Iñaki Williams a la cabeza de la lista con tres dianas.

Solo en cuatro partidos se han quedado los rojiblancos sin marcar. Han sido tres derrotas contra el Barcelona, el Atlético de Madrid y el Espanyol, y un empate,

Solo en cuatro partidos se han quedado los rojiblancos sin marcar. Han sido tres derrotas contra el Barcelona, el Atlético de Madrid y el Espanyol, y un empate, contra el Mallorca en la primera jornada. Han puntuado siempre que han marcado, excepto en el triste partido de Girona. Han ganado la mitad de los partidos disputados, siete, y han empatado en tres ocasiones.

La mejoría es más que evidente y tiene su correspondiente traducción en puntos. El de este año, con 24, es el mejor registro de las cinco últimas temporadas, con mucha diferencia. Hay que remontarse al curso 2019-20, con Garitano en el banquillo, para encontrar una cifra similar: 23 puntos. Entonces el Athletic era quinto en la tabla a estas alturas, pero acabó en un decepcionante undécimo puesto.

Los 24 puntos que ha obtenido en las 14 jornadas disputadas hasta ahora arrojan un promedio de 1,71 por partido, bastante cerca de la célebre media inglesa, lo que nos daría una proyección de 65 puntos al final de la temporada. En los últimos cinco cursos, esa cosecha ha valido el quinto puesto, excepto en la temporada 2018-19, que dio la cuarta plaza.

Los 14 goles encajados por Simón suponen el tercer mejor registro desde la temporada 2017-18. Solo seis equipos defienden mejor

El Athletic ha mejorado en lo cuantitativo; los números no admiten discusión. En cuanto a lo cualitativo, la valoración también tiene que ser positiva. En términos generales el Athletic ha venido manteniendo un nivel más que aceptable y solo se le pueden reprochar dos fiascos, eso sí, monumentales, ante el Barcelona y el Girona. Aunque estuvo por debajo de su nivel, el equipo mereció mejor suerte en las dos derrotas encajadas ante su público contra el Espanyol y el Atlético, dos tropiezos que le privan de ocupar una posición más alta en la tabla. No es pecado de forofismo afirmar que el Athletic ha merecido todas sus victorias y ha podido sumar algo más en sus tropiezos salvo las excepciones ya comentadas del Nou Camp y Montilivi donde se ganaron la derrota a pulso.

Esos dos partidos empañan el arranque de temporada de este Athletic que bajo la dirección de Valverde juega más alegre sin que por ello haya perdido solidez defensiva. Los 14 goles encajados por Simón suponen el tercer mejor registro desde la temporada 2017-18. Solo seis equipos defienden mejor. Es verdad que el equipo recibió nueve goles en los cursos 19-20 y 21-22, pero fue a cambio de marcar 15 y 11 dianas respectivamente, frente a las 24 que figuran hoy en su casillero. No cabe duda de que la apuesta ha merecido la pena.

Habrá que esperar al nuevo año para despejar la incógnita que nos ha dejado la parada de la competición, que no es otra que saber si la irrupción de Guruzeta animará a Valverde a modificar su hasta ahora prácticamente intocable estructura ofensiva ahora que es evidente que la plantilla le ofrece suficientes recursos para explorar otras alternativas.