Domingo, 12.00h | Athletic-Getafe

«Hay momentos en los que los futbolistas deben dar un paso al frente»

Berizzo, durante el entrenamiento de este sábado en Lezama./Efe
Berizzo, durante el entrenamiento de este sábado en Lezama. / Efe

Berizzo apela al «carácter y personalidad» del equipo y afirma que tiene claro el plan de mañana: «Jugar bien al fútbol». Ganea va convocado por primera vez en lo que va de Liga

Robert Basic
ROBERT BASIC

Eduardo Berizzo transmite fortaleza y convicción en lo que hace, él y sus jugadores, de los que espera una reacción visceral y hasta un acto de rebelión ante la delicada situación en la que se encuentra el equipo, desde ayer en los puestos de descenso tras la victoria del Leganés. Es al menos la imagen que ha dado hoy en Lezama, donde ha pedido claramente a sus hombres que aprieten los dientes y vayan a por la remontada. «Hay momentos en los que los futbolistas deben dar un paso al frente», ha avanzado el argentino, quien ha mostrado su fe en el grupo que comanda y ha hablado de la «complicidad» existente en el vestuario, entre el que dirige (él) y los dirigidos (ellos). «Agradezco enormemente su compromiso», ha comentado las continuas muestras de apoyo lanzadas en los últimos días por sus futbolistas. «Es una gran satisfacción que el equipo te crea. Hay un compromiso afectivo y personal entre nosotros», ha subrayado el 'Toto', quien ha precisado que jamás separa la parcela profesional e individual. Cree que así el vínculo será irrompible, fuerte.

«Si algo tiene esta profesión es que deja entrever de qué estás hecho», ha señalado Berizzo en alusión a la respuesta que aguarda de sus chicos mañana contra el Getafe, un rival durísimo y que no regalará ni un centímetro del césped de San Mamés. «En los momentos de dificultad se necesitan los futbolistas y también los hombres que respalden a estos futbolistas. Ha llegado el momento de que el equipo muestre de qué estamos hechos y tenemos por delante una gran oportunidad», ha indicado el técnico rojiblanco, convencido de que el Athletic está a punto de iniciar la escalada. Ha hablado de que el grupo debe dar un puñetazo encima de la mesa y sacar a relucir su «carácter y personalidad», además de destacar la obligación de «jugar bien al fútbol. De eso se trata, de jugar bien al fútbol». Ha evitado juzgar la picardía con la que suelen fortalecerse algunos de sus rivales en los encuentros y ha mostrado su rechazo a la hora de tirar de recursos deshonestos. «No quiero ningún tipo de trampas».

Durante su comparecencia, en la que se ha mostrado sonriente, amable y muy enérgico, como con los ánimos renovados y positivo, Berizzo ha insistido en el compromiso con el «buen fútbol» y la necesidad de hacer los deberes desde el convencimiento y la fe en lo que se hace. «Siempre con el corazón y la cabeza», ha replicado cuando se le ha puesto encima de la mesa la obligación de reaccionar con urgencia ante el descenso del equipo a la zona de la tabla teñida de rojo. «Necesitamos ganar siempre y sumar los tres puntos y lo buscaremos a través del juego. Debemos mantener la línea del Wanda y controlar todos los detalles del partido. Hay que salir con la convicción mental y futbolística de ganar el encuentro», ha recetado el argentino, quien ha aportado más ingredientes a la fórmula de mañana. «Nuestro plan de partido es jugar al fútbol, movernos, ser agresivos, tener éxito en la presión y que nuestra gente en el centro del campo genere juego y nos permita ser verticales».

18 convocados y una sorpresa

Antes de sentarse ante los micrófonos, el 'Toto' había facilitado una convocatoria de 18 hombres en la que llamaba la atención la presencia de Cristian Ganea. Es la primera vez en lo que va de Liga que el lateral entra en una lista, tal vez en esta ocasión por la sanción de Yuri Berchiche. «Siempre ha tenido un comportamiento exquisito y merece integrar el grupo», ha explicado el técnico, quien no ha querido dar ni una sola pista sobre el once que piensa alinear frente a los muchachos de Pepe Bordalás. «Debemos ser un equipo valiente», se ha limitado a decir en varias ocasiones, consciente de que el Athletic ya no puede fallar y que el duelo de mañana se perfila como una especie de trampolín hacia las aguas más tranquilas de la Liga.

En todo momento ha apelado a la responsabilidad individual y colectiva y no se ha cansado de repetir que «todo el mundo debe dar un paso al frente». Eso sí, ha advertido de que ante el Getafe aconseja salir «ni sobreexcitados ni deprimidos» porque, a su juicio, hay que encontrar el «equilibrio» que permita a los rojiblancos gobernar el duelo de principio a fin. También ha expresado su convicción en que la grada acompañará y que abrazará al equipo, necesitado de calor y apoyo. «La gente estará con nosotros. En una circunstancia como esta ha dado tantísimas muestras de que se pone por delante y tira del equipo. Viene a decir algo así como 'aquí estamos con ustedes'. Y eso hace de este lugar un lugar diferente y maravilloso».

 

Fotos

Vídeos