Naldo acabó con la «cabeza hinchada» en San Mamés

Naldo tuvo mucho trabajo el viernes en San Mamés. /EFE
Naldo tuvo mucho trabajo el viernes en San Mamés. / EFE

El central del Espanyol ha comentado este lunes que el Athletic puso «muchos centros, más de lo normal»

Robert Basic
ROBERT BASICBilbao

El Athletic acabó el partido contra el Espanyol con un punto en el bolsillo y la friolera de 50 centros puestos en el área. Solo 11 fueron precisos y la mayoría de los remates llevaron la firma de Raúl García, el autor del gol de empate. ¿Y el resto? Fueron defectuosos y también despejados por la defensa 'periquita', sobre todo por Naldo, quien ha hablado este lunes del choque en San Mamés. «Acabé con la cabeza hinchada», ha dicho sobre la cantidad de envíos aéreos que tuvo que interceptar durante hora y media de fútbol.

El central del Espanyol firmó un partido serio y cumplió en las tareas defensivas. «Estuvimos bien y el equipo luchó. Hicimos un buen fútbol –ha asegurado– y salimos con ganas de victoria. Marcamos pronto y pudimos hacer el 0-2, pero al final empatamos. El Athletic puso muchos centros, más de lo normal». Efectivamente, nada menos que medio centenar y solo 11 precisos, es decir, tocados por los futbolistas rojiblancos. «Los centrales que jugaron lo hicieron muy bien», ha comentado Naldo, quien regresó tras una lesión y acabó satisfecho con su rendimiento. «Me encontré bien y me quedé con buenas sensaciones». Eso sí, ha admitido que acabó con la «cabeza hinchada» de tanto despejar.