Miles de aficionados del Newcastle celebraron en octubre la venta del club a Mohammed Bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí. / afp

El Newcastle, un nuevo rico en Europa

El equipo quiere convertirse en uno de los grandes de la Premier con la inversión millonaria del heredero saudí

CARLOS NIETO GARCÍA

En 2003 el empresario ruso Roman Abramovich compró el Chelsea. Bajo su mandato y a golpe de talonario, el club londinense ha vivido su mejor época a nivel deportivo. Mismo camino siguieron hace ya más de una década el Manchester City y el Paris Saint-Germain, financiados con los petrodólares cataríes. Los tres conjuntos han sido en los últim

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores