Los hermanos Williams se abrazan para celebrar el gol de Iñaki contra el Cádiz. / prensa 2

«No convoco a Nico Williams para que no vaya con Ghana, sino porque tiene potencial de ayudarnos»

Luis Enrique confiesa que el extremo le gusta «muchísimo» y dice que sería la «repera» que se encontrara en la final del Mundial con su hermano Iñaki, quien va con la selección africana

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

«Los Williams son una familia peculiar», ha comentado divertido este viernes Luis Enrique en la Ciudad de Fútbol de Las Rozas. Después de llamar a filas al menor de los hermanos, quien se estrena así en una lista de la absoluta, el seleccionador nacional ha reflexionado sobre la posibilidad de que ambos se encuentren en el Mundial vistiendo camisetas de países distintos. Iñaki ha decidido competir con Ghana -lo comunicó el pasado 5 de julio- y Nico lo hará con España, una de las favoritas en Catar. «Son dos jugadores de altísimo nivel», ha apuntado el asturiano en la comparecencia en la que ha analizado la actualidad de La Roja y los 25 elegidos para enfrentarse a Suiza y a Portugal en las dos últimas jornadas de la Liga de las Naciones. Sin que se le preguntara directamente, el gijonés ha sostenido que la presencia del extremo rojiblanco en sus planes es estrictamente futbolística. «No he convocado a Nico Williams para que no vaya con Ghana, sino porque tiene potencial de ayudarnos».

Luis Enrique ha aprovechado la pregunta sobre la peculiaridad de dos hermanos que compiten con combinados nacionales diferentes para mostrar su admiración hacia los futbolistas del Athletic. «Iñaki no ha tenido la oportunidad de venir, e Iñaki me gusta. Nico me gusta muchísimo. La familia estará encantada si se van al Mundial», ha expuesto en un tono divertido y de buen humor. «Y si se vieran en la final (con España y Ghana) sería la repera». El seleccionador ha aprovechado además para decir que si por él fuera permitiría que los jugadores defendieran los colores de varios países, sin importar con que un año lo hagan con un equipo y otro con otro.

De todos modos, conviene precisar que si el extremo juega ante Suiza (Zaragoza, 24 de septiembre) y Portugal (Braga, 27 de septiembre) tampoco evitaría que fuera seleccionable por el país de sus padres. De acuerdo con los cambios introducidos por la FIFA en 2020, otra federación podría reclamar al futbolista más adelante si en el momento de competir con un combinado nacional tuviera menos de 21 años -caso ahora de Nico-, que no hubiese disputado más de tres encuentros o si han pasado al menos tres años desde que disputó el último compromiso internacional con su equipo actual. Así que el hecho de ir ahora con España y jugar en Zaragoza y Braga no bastaría para impedir que Ghana lo alineara dentro de un tiempo si así lo quiere el extremo, quien, eso sí, debería estar en posesión del pasaporte ghanés. Asimismo, con un solo choque en un Mundial ya no sería posible cambiar de camiseta.