Nolaskoain, la apuesta valiente

El gran día. Nolaskoain celebra con Muniain su diana al Leganés en su estreno/EFE
El gran día. Nolaskoain celebra con Muniain su diana al Leganés en su estreno / EFE

Berizzo deposita una gran confianza en el central, que brilla en un puesto en el que apenas había jugado

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Eduardo Berizzo ha cambiado el destino de Peru Nolaskoain, a quien ha convertido en su apuesta valiente de la campaña. El de Zumaia ha pasado de darse por satisfecho con ser uno más de los seis jugadores de la cantera llamados para la pretemporada del primer equipo a jugar de titular en los dos primeros partidos en un puesto que no era el suyo -central- y además firmar un gol ante el Leganés en su estreno.

El entrenador se encontró con una interesante nómina de centrales. El club puso a su disposición a Iñigo Martínez (el fichaje más caro de la historia rojiblanca, 32 millones, y convocado con España), Yeray (plenamente recuperado y que estuvo a un paso de la absoluta), Unai Núñez (la sorpresa de la pasada campaña e internacional sub'21) y Etxeita (un defensa curtido que los antecesores de Berizzo han querido a su lado y que se ha ido al Huesca).

Sin embargo, el argentino era consciente de que para su propuesta de fútbol necesitaba efectivos en la zaga que sacaran la pelota con limpieza. Esta teoría de juego abrió nuevos horizontes para Nolaskoain. En su análisis sobre la cantera rojiblanca intuyó que aquel chico espigado que era mediocentro en el Bilbao Athletic le valía para su concepto. En pretemporada desaparecieron las dudas. El guipuzcoano retrasaría su posición. La lesión de Iñigo Martínez le dejó como el defensa con mayor capacidad para conectar con el centro del campo.

«Es muy difícil debutar con el primer equipo en una posición en la que no has jugado nunca en Lezama y hacerlo muy bien. Es la leche lo que ha conseguido Peru». Unai Bilbao fue compañero de Nolaskoain durante dos campañas en el filial rojiblanco. Este joven bilbaíno es central, pero puso rumbo a la Liga de México (Atlético San Luis, de Segunda) porque no pudo subir al primer equipo. Su buen amigo lo ha hecho en su puesto. «Me lo esperaba en el primer equipo, pero no de central», dice.

Bromista

El defensa le presenta como alguien que quiere aportar concordia en el vestuario y capaz de distinguir los momentos. «Es alguien muy cercano, al que le gusta estar continuamente riéndose y haciendo bromas. De todas formas, diferencia muy bien la hora de trabajar y de ponerse serio con la de hacer tonterías». Y pone como ejemplo su afán perfeccionista. «Es un profesional muy serio y de los que da mucha importancia a las correcciones y los consejos de sus entrenadores».

Si hay alguien que ha contribuido en gran medida a su carrera es su padre, Félix. Fue un centrocampista que jugó en el equipo de su pueblo, Zumaiako, en el Zarautz y que alcanzó su techo en Tercera con el Vinaroz de Castellón. Tras retirarse, se mantuvo ligado al balón como entrenador y directivo de cantera de la escuadra local.

Iñaki Rayo fue su entrenador en su única temporada en el Antiguoko. «Mi segundo técnico, Josemi Egaña, es amigo de Félix Nolaskoain, su padre, y me comenta que había un chaval en el cadete del Zumaiako de mediapunta que tenía clase».

El técnico se presentó en el campo de Aita Mari. «No me habían dicho quién era el chico al que iba a ver cuando ya me había fijado en Peru, que luego resultó que era. Enseguida me di cuenta de que tenía unas condiciones que destacaban del resto». Pese a tratarse de su primer año juvenil, el Antiguoko lo incorporó a su segundo equipo de la categoría y no al tercero como es práctica habitual.

Rayo aclara que Nolaskoain sí ha jugado antes de central, aunque no lo hiciera en sus tres campañas en Lezama. «Era medio centro, pero en algún partido lo puse atrás porque tiene una condiciones tácticas muy buenas, lee muy bien el juego y tiene una gran salida de balón. Entonces, destacaba más por el aspecto técnico que por el físico, aunque luego al desarrollar el cuerpo se ha convertido en un futbolista poderoso en el juego aéreo».

«Muy responsable»

Su exentrenador ofrece una descripción inmejorable de la personalidad de Nolaskoain. «Es un chaval muy serio, muy responsable, que no te contesta, muy receptivo y que quiere aprender. Dio un salto muy importante con nosotros porque todo lo que le decías lo intentaba poner en práctica. Tuvo una evolución maravillosa», relata. A medida que avanzaba la campaña en el Antiguoko, Peru iba hacia arriba. Se consolidó como titular indiscutible y fue convocado por la selección de Euskadi.

La Real Sociedad le citó para entrenamientos semanales. Era la segunda vez que se colocaba en la órbita blanquiazul. «En alevines le tuvieron a prueba. Entonces jugaba de delantero centro. Le llevaron a unos torneos, pero le dejaron en el Zumaiako», evoca su entrenador en el Antiguoko.

Lezama no tardó en detectarle y lo fichó. Llegó con cierta polémica. Adolescente, escribió «ze nazka emateiken Aduriz (qué asco me da Aduriz)» en su cuenta de Twitter tras un 1-2 del Athletic frente al Levante en Valencia. También compartió el mensaje de «ver perder al Athletic me alegra la noche, pero todavía me alegra más ver que le marcan un gol en fuera de juego, je, je». El presidente Josu Urrutia pidió no dar importancia a lo que consideró un error de juventud. El jugador se disculpó. «Me toca pedir perdón por lo que he escrito contra el Athletic, nunca se sabe dónde va a acabar cada uno», comentó.

«Son cosas de chavales», le excusa su entrenador en el Antiguoko. Rayo no le define como un hincha blanquiazul. «Era de la Real porque le pillaba más próxima, pero tampoco era uno de mis jugadores más enganchados a ese equipo. Cuando se conoció lo de sus tuits no lo pasó muy bien», evoca. Tras viajar con el Athletic a Brujas en la pretemporada de 2017, publicó en su recuperada cuenta de Twitter una foto con Aduriz, símbolo de que el asunto quedaba enterrado.

En Lezama trabajó con determinación hasta que este verano le llegó su gran oportunidad. Se estrenó ante el Leganés de la mejor manera posible, con un gol. El zumaiarra centró el interés en la zona mixta. «No se marca en todos los debuts», dijo emocionado. Echó la vista atrás y recordó a Berizzo, su gran valedor. «Todo el camino ha sido bonito. Estoy muy agradecido al entrenador por esa oportunidad».

 

Fotos

Vídeos