Athletic-Sevilla, hoy a las 16.15 h.

Nolito se rompe en Lezama

Nolito intenta rematar un balón blocado por Unai Simón, junto a Yeray y Balenziaga el pasado jueves en San Mamés./JUAN MANUEL SERRANO
Nolito intenta rematar un balón blocado por Unai Simón, junto a Yeray y Balenziaga el pasado jueves en San Mamés. / JUAN MANUEL SERRANO

El delantero sevillista se fractura el peroné durante el entrenamiento en la factoría rojiblanca y estará tres meses de baja

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Como ya ocurrió con el Celta y Iago Aspas, otro rival del Athletic, en esta ocasión el Sevilla de Machín, ha perdido a uno de sus arietes la víspera de su segundo partido consecutivo en San Mamés (jornada 19 de Liga, 16.15 horas). El damnificado ha sido Manuel Agudo, Nolito, que se rompió ayer el peroné durante una sesión preparatoria de su equipo en las instalaciones de Lezama, lo que le obligará a pasar por el quirófano y le mantendrá tres meses de baja, según informó el club hispalense.

«En una acción fortuita en el entrenamiento de este sábado en las instalaciones de Lezama, Nolito ha sufrido una fractura de peroné», explicó la entidad del Nervión. Antes de ese comunicado oficial, el técnico sevillista, Pablo Machín, ya había advertido de «un contratiempo» con el delantero, que tuvo un papel destacado en el partido de Copa del pasado jueves en San Mamés, en el que marcó un gol y dio dos asistencias. Su baja se añade a las previstas del defensa Carriço y media punta Franco Vázquez, sancionados en Liga.

Sobre el duelo de hoy, Machín espera encontrarse a un Athletic «mucho más competitivo» que el de Copa. «A nadie le gusta perder dos veces seguidas en su estadio», recordó el entrenador. «Si juegan Muniain e Iñaki Williams tendrán más velocidad. En casa aprietan mucho, dominan el fútbol directo, meten muchos centros al área y cuentan con excelentes rematadores. Tienen argumentos para que estemos prevenidos».

Machín admitió que haber permanecido en Bilbao durante el fin de semana ha podido afectar a la planificación de su equipo, pero agradeció a Ibaigane las facilidades que ha dado para entrenar en Lezama. «Siempre trastoca estar fuera de casa, pero lo elegimos nosotros porque creemos que el descanso es tan importante como el trabajo. Solo nos queda agradecer el señorío del Athletic al cedernos sus instalaciones. Vamos a estar en las mejores condiciones».

Un rival «intenso»

El técnico sevillista dejó claro, una vez más, que el partido de hoy en la Catedral «no va a tener nada que ver» con el choque copero, porque «muchos de los jugadores» de ambos equipos «no van a ser los mismos». «Que ganáramos con 1-3 hará que ellos estén todavía más implicados en sacar un resultado positivo y sean más competitivos. Lo que no debemos hacer es confiarnos. Me espero a un Athletic competitivo e intenso, como lo ha sido en toda su historia».

Pablo Machín también se refirió a los dos últimos fichajes del Sevilla en el mercado de invierno, el delantero Munir El Haddadi y el central Maximilian Wöber, dos jugadores de los que dijo que espera que aporten competitividad a su plantilla. Sobre el primero, traspasado por el Barça, el técnico subrayó que ha desembarcado en «un club ideal» para él. «Es un buen fichaje, no solo de presente sino también de futuro -subrayó-. No ha querido renovar por un grandísimo club como el Barça para no estar en un segundo plano y ha preferido estar en primera línea en el Sevilla».

Machín destacó de la nueva incorporación para la delantera que, además de que «siempre ha hecho goles, tanto en el Valencia como en el Alavés», en ambos equipos «adquirió además otros roles, sobre todo más implicación en el trabajo defensivo».

Sobre el austriaco Wöber, el técnico indicó que es un defensa «versátil, de bastante envergadura, pero ágil, rápido y con buena salida de balón». Su función será cubrir un perfil de central zurdo del que el Sevilla no disponía hasta ahora. «Las condiciones están ahí, aunque es joven y no le debemos exigir desde ya. Nos va a ayudar y su futuro es muy alentador», señaló el entrenador.