canal Athletic
Actualidad
29 de agosto de 2008
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Espero que el tiempo dé la razón a Aritz, porque sabemos que es muy bueno y que allá donde vaya hará muchos goles», pronostica el basauritarra

Fran Yeste echó ayer más leña al fuego de la polémica abierta en el Athletic por el traspaso de Aritz Aduriz al Mallorca. El basauritarra se declaró abiertamente contrario a la operación y la denunció arrogándose el papel de portavoz del vestuario. Lo hizo en su condición de segundo capitán, por detrás de Etxeberria, y empleando en todo momento la primera persona del plural. «¿Si entendemos el traspaso? Realmente, no. Es algo que todos nosotros no llegamos a entender», protestó.

Las apariciones de Yeste ante los medios son escasas. La última fue en febrero, cuando salió a denunciar una campaña de persecución contra su persona porque se había desvelado que el club le había impuesto una multa después de ser sorprendido a altas horas de la madrugada. «Me considero muy profesional, un tío valiente y con dos cojones», dijo.

Y no volvió a hablar hasta ayer, pese a los numerosos intentos de la junta directiva para que recondujera sus relaciones con los medios de comunicación. La última vez fue en la concentración de Isla Canela. Uno de los responsables de comunicación mantuvo varias entrevistas con él para que rompiera el silencio. Yeste accedió e incluso puso fecha a su reaparición ante los micrófonos. Pero al final echó marcha atrás y dejó con un palmo de narices a los periodistas.

Ayer, la jornada transcurría de forma rutinaria. Markel Susaeta había hablado ante los informadores. Como se había pedido en el vestuario, se quitó de encima el asunto Aduriz con un «debemos pensar en el partido del domingo». De repente, y sin que nadie hubiera anunciado su presencia, salió Yeste. Tras el desconcierto inicial, enseguida se despejaron las dudas sobre sus intenciones. Llegó para arremeter contra la junta que preside Fernando García Macua por el traspaso de Aduriz, y proclamar que en la plantilla hay malestar por ello.

Yeste mantiene que el equipo ha recibido con «sorpresa y tristeza» una operación que «nadie se esperaba». Agregó además que esta decisión tendrá consecuencias deportivas. «Aduriz era un jugador importante dentro y fuera del vestuario. Su marcha, la verdad, no ha sido buena para nosotros. Se notará deportivamente». Enojado, incluso se atrevió a lanzar una predicción. «Esperemos que el tiempo le dé a Aduriz la razón. Nosotros sabemos que es un jugador muy bueno y que allá donde vaya hará muchos goles».

Otro de los asuntos que centró las críticas de Yeste fueron las manifestaciones de Macua para justificar el traspaso. El presidente argumentó que Aduriz era un jugador «interesante», pero no figuraba en la categoría de «estratégico». En la junta se otorga esta condición a Amorebieta, Javi Martínez, Llorente, y en un plano inferior, a Susaeta. «Aquí todos somos importantes. No me parece bien que hagan sentir más importantes a unos que a otros». Esta última crítica también es compartida por un sector del vestuario. Según palabras de un futbolista a este periódico, muchos de sus compañeros no han entendido las diferencias que hace el presidente entre jugadores ni la «machacona» insistencia con que lo repite desde la marcha de Aduriz.

Interviene Macua

La crisis abierta por Yeste obligó a intervenir al presidente. Poco antes de entrar al espectáculo del Circo Mundial al que cada año acude la plantilla, García Macua recordó que «dentro del club cada estamento tiene su ámbito de responsabilidad» y advirtió al basauritarra de que será fiel a la división establecida entre jugadores estratégicos y quienes no lo son. «No he leído lo que ha dicho sobre eso, pero las decisiones del club las tiene que tomar el que tiene todos los datos», dijo.

Las palabras de Yeste cayeron entre sus compañeros como un jarro de agua fría. El lunes, según ha podido saber EL CORREO, los pesos pesados del vestuario comieron con García Macua -un encuentro habitual todos los años- y después transmitieron al resto del equipo la inconveniencia de tomar cualquier tipo de postura en el caso Aduriz . «No hay que echar más leña al fuego, y menos a pocos días del inicio de la Liga», fue la consigna que corrió entre los futbolistas. Orbaiz, de hecho, apareció ayer por la tarde en la página web del club para contrarrestar las explosivas manifestaciones de Yeste. El navarro rebajó la tensión al indicar que «el mundo del fútbol es así. Son etapas que pasan y la tarea de los que nos quedamos aquí es seguir adelante sin Aritz como antes ha ocurrido con otros compañeros».

Esta última referencia a otros compañeros es reflejo de que algunos futbolistas han visto en las manifestaciones de Yeste un agravio comparativo con respecto a casos anteriores, como los de Casas, sin ficha la pasada Liga; Luis Prieto o Sarriegi, también con contrato en vigor cuando el club les buscó otro destino; e incluso Tiko, a quien sólo la venta de Aduriz permitirá tener ficha esta campaña. Ni Yeste ni ninguno de sus compañeros lanzó palabras en apoyo de ellos.

Además, ha generado sorpresa que Yeste asumiera la portavocía del vestuario. Aunque sea uno de los capitanes por una cuestión de antigüedad, no está autorizado a hablar en nombre de sus compañeros. Los único facultados para hacerlo son los componentes de la comisión de jugadores elegida a principios del pasado curso y compuesta por Joseba Etxeberria, caerlos Gurpegui, Aitor Ocio y Pablo Orbaiz, que fueron quienes comieron el lunes con Macua. Además, se reprocha a Yeste que no adelantara a nadie sus planes.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios