canal Athletic
Actualidad
DELANTERO DEL ATHLETIC
«Vivo el mejor momento de mi carrera como futbolista y ahora noto que los defensas me respetan», destaca el goleador rojiblanco
2 de diciembre de 2008
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Llorente: «Si la oferta es buena, claro que me gustaría renovar»
Fernando Llorente, ayer en Lezama con El Correo. / BORJA AGUDO
J. ORTIZ DE LAZCANO.-

Es un chico que siempre ha tenido buena estrella, pero obligado a conseguirlo todo con un gran esfuerzo. Desde que aterrizó en Lezama con 11 años, siempre se le han visto grandes posibilidades, pero sólo desde diciembre pasado su rendimiento causa fervor entre los hinchas. En la segunda vuelta de la pasada Liga anotó nueve goles. En ésta lleva cinco tantos en Liga, otro en Copa y además ha provocado cuatro penaltis. La pregunta ahora es dónde está su límite. La afición teme que su nivel precipite su marcha. Llorente, que está a la espera de sentarse a hablar con la directiva para negociar una ampliación de contrato, tranquiliza a los seguidores. «Si la oferta es buena, claro que me gustaría renovar».

-¿Cuándo tiene la primera noticia del Athletic?

-Tenía 11 años. Empecé a jugar en el Funes, porque en Rincón de Soto no había equipo de mi edad. Luego me fui al River Ebro, el equipo de mi pueblo. Estuve año y medio. Me captaron desde Lezama, pero el primer año sólo venía a jugar los fines de semana. Iba con el alevín de segundo, en el que estaba Garmendia, y sólo jugaba las segundas partes.

-¿Por qué sólo la segundas partes?

-Porque no venía a entrenar entre semana. Era por una cuestión de justicia.

-Ya entonces tuvo ofertas del Barcelona y Espanyol.

-Sí, estando (José Mari) Amorrortu (entonces coordinador de Lezama) se presentaron representantes del Espanyol a ficharme.

-¿Por qué eligió el Athletic?

-Tenía un tío que era un forofo increíble, pero sobre todo elegí el Athletic por José Mari (Amorrortu), que nos dijo que me iban a tratar muy bien y a darnos mucho cariño. Así ha sido. Acertamos.

-Aterriza en Vizcaya con doce años y se va a vivir con una familia. ¿Cómo fue aquello para un niño?

-Estuve con ellos dos años. El primero fue duro. Somos tres hermanos y yo soy el pequeño, era el juguetito de la familia. Tenía mucha ilusión porque venir aquí era lo máximo, pero no ver a tus padres se hace duro. Lloré mucho pensando en mis padres. Con la familia estaba muy bien, pero era muy niño para separarme de mis padres.

-Con 14 años llega a la residencia de Derio. Ya entonces se le señalaba como la perla de la cantera. ¿Cómo convive con ello un preadolescente?

-La vida en la residencia era muy agradable. Rodeado de chicos de tu edad, siempre había algo que hacer. No te aburrías. ¿La presión? ¡Qué va! Notaba que esperaban mucho de mí, pero no lo percibía apenas porque era un crío.

-Escala en la cantera y llega al primer equipo con Ernesto Valverde. ¿Es un hombre clave en su carrera?

-Sí. Los dos entrenadores más importantes en mi carrera son Valverde y Caparrós. Son los que más han marcado mi trayectoria. Ernesto porque apostó por mí y me hizo debutar y Joaquín porque vivo con él mi mejor momento como futbolista gracias a que ha sido el primero en darme continuidad.

Dedicatoria al banquillo

-¿Le dedicó un gol a Caparrós ante el Numancia, como algunos creen?

-No, era a los compañeros del banquillo porque el éxito es de todos y, cuando levanté la mano, a mis familiares, que estaban en aquella zona.

-¿Cómo recuerda su debut?

-Era enero. Llevaba 16 partidos con el Bilbao Athletic. Debuto el 6 de enero de 2005 porque se había lesionado Urzaiz y jugué ante el Espanyol. Unos días después marqué tres goles al Lanzarote, mi único 'hat-trick'. Ante el Numancia llegué a pensar en igualarlo, pero no pudo ser.

-Luego aparece Mendilibar, que renuncia a fichar a Joseba Llorente, entonces en el Eibar, porque estaba usted.

-Con 'Mendi' me pilló más inmaduro que ahora. Jugué porque Urzaiz se lesionó, pero mi rendimiento no fue brillante porque siempre me ha costado arrancar en plenitud las temporadas. Me queda un buen recuerdo de él.

-Peor recuerdo le queda de su sucesor, Javier Clemente.

-Es un recuerdo más amargo, pero de él también aprendí. En muchas cosas de las que me decía, como que no era maduro, tenía razón.

-Llegó a pensar en irse de haber seguido Clemente.

-Mi agente llegó a pedir la cesión. No me sentía a gusto.

-Le decía cosas que le irritaban, 'Fernandito', 'El niño', 'no regatees, que no sabes', 'eres la mitad que Urzaiz'.

-Me decía cosas muy duras. Eso me apagaba.

-¿Qué habría sido de usted de seguir Clemente?

-Si hubiera seguido por el camino que iba, seguramente no estaría aquí. Me habría tenido que buscar una salida porque así no iba a crecer como jugador. Y aun así, tuve partidos buenos con él, como el del Zaragoza.

-En el que un magnífico regate suyo junto a la línea de fondo le permite entregar a Yeste el gol de la permanencia. ¿No fue donde Clemente a decirle que sí sabía regatear?

-No le dije nada porque si lo hago, salgo perdiendo.

-Llega Sarriugarte, que le conoce de tres años en la cantera, pero apenas le pone.

-Fue una sorpresa. Tenía un buen trato con él y confiaba en mí, pero en cuanto llegó al primer equipo apenas conté. Cosas del fútbol.

-Con Mané no cambiaron mucho las cosas.

-No. No jugaba demasiado, pero la relación fue buena.

-Llega Caparrós. ¿Qué supone para su carrera?

-Fue el primero en darme continuidad. Habló conmigo antes del inicio de su primera temporada y se le veía que tenía confianza en mí. Comencé de titular, luego caí unos partidos, pero cuando volví ya no lo dejé.

-En octubre de 2007 fue pitado por San Mamés ante el Milan.

-Un día duro, porque fue una pitada buena. En aquel momento, viendo cómo me trató el público, estaba jodidísimo, pero con el paso del tiempo me lo tomo como una experiencia más.

-Su esperada explosión se produce en la segunda vuelta de la pasada Liga, en la que marca nueve goles. ¿Cuáles son las causas?

-Porque me he endurecido y tengo mayor confianza. A base de jugar he ganado en autoestima, y que la selección me haya llamado, algo muy grande, me ha ayudado aún más. Noto que los defensas me respetan más que antes.

-La marcha de Aduriz le ha colocado, sin discusión, como el delantero de referencia. ¿Esta exigencia favorece su rendimiento?

-Su marcha me dejaba con más responsabilidad y estaba preparado para asumirla. No hay duda que es el mejor momento de mi carrera.

Superar los doce goles

-Cuando se habla de 'Llorentedependencia', ¿qué siente?

-Que exageran. Si el equipo no funciona, yo no marco. Y si un día me pasa algo, Ion Vélez es un jugador de garantías. Es rápido en el desmarque y tiene mucho gol. Le falta la confianza que te da ser insustituible y jugarlo todo.

-De sus seis goles esta campaña, tres han sido de cabeza. Usted mismo admitía que no era su punto fuerte. ¿En qué ha mejorado?

-Es algo que debía llegar. Ya desde categorías inferiores dominaba en los balones aéreos en el centro del campo, pero ahora además he mejorado a balón parado, en saber colocarme y cuándo arrancar. Tener a Isma (Urzaiz) al lado te hace aprender porque ha sido el mejor.

-¿Se ve con Isma?, ¿qué le aconseja?

-Nos vemos de vez en cuando. Estuvimos comiendo hace poco. Me dice que en esas jugadas hay que marcar el territorio con el defensa, no dejarte agarrar y sacar las uñas. Hay otra cosa que el míster y mi hermano me dicen mucho, que hay que acabar las jugadas, como hice en el 2-0 ante el Numancia.

-¿Por qué no tiró el penalti de La Coruña?

-Porque Andoni los está tirando, y bien además. Marqué en Huelva en Copa, aunque la verdad es que era el primero que lanzaba durante un partido.

-¿Cómo se sintió?

-Me sentí a gusto asumiendo la responsabilidad. Quería sentirla.

-¿Cuál es su meta hasta final de temporada?

-Seguir por el mismo camino y mejorar los doce goles que marqué la pasada campaña.

-Acaba contrato en junio de 2011. La junta le llamará pronto para ampliar su relación. ¿Qué les va a decir?

-Que hablaremos.

-La afición tiene miedo de que se vaya.

-De momento estoy a gusto y pueden estar tranquilos.

-La afición tiene miedo de que de repente aparezca un supergrande, como el Madrid, el Barça o el Liverpool, y se vaya.

-Hay que dejarse de futuribles. Yo estoy viviendo un presente muy bonito, en el que estoy muy feliz en el Athletic y no quiero mirar al futuro.

-¿Le costará mucho a Macua renovarle?

-No lo sé. Depende de cómo sea el tema.

-¿Le gustaría renovar por el Athletic?

-Sí. Si la oferta es buena, claro que me gustaría renovar.

-Acaba de tranquilizar a muchos aficionados.

-Bueno, habrá otros deseando que me vaya, como hasta ahora siempre ha habido.

-¿Cómo ve la situación del equipo?

-Hay que ganar en Santander, porque si no en el partido ante el Sporting estaremos en una situación similar. Por lo menos, nos estamos haciendo fuerte en los partidos de casa, que es una circunstancia que nos puede venir bien.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios