canal Athletic
Actualidad
ANÁLISIS DE PATXI ALONSO
9 de diciembre de 2008
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
PATXI ALONSO.-

Definitivamente, nos ha mirado un tuerto. Y no me refiero a los dos puntos que volaron de manera lastimosa en El Sardinero. La expulsión de Orbaiz con el partido controlado, el error de Iraizoz o la surrealista jugada final son gajes del peligroso oficio de forofogoitia. Hay cosas mucho peores que un empate en Santander. El viento de Levante viene huracanado. Ya les vale. Hemos soportado estoicamente las tres peores campañas de la historia de nuestro centenario Club. Hemos asistido, entre atónitos y desamparados, a la desmembración de un proyecto ilusionante (el de Valverde), al fichaje más surrealista y ruinoso de la historia (Zubiaurre), a guerras intestinas, a Asambleas insufribles... Si hasta nos han venido a explicar desde Utrera lo que es y significa el Athletic. Lo hemos aguantado todo con un estoicismo digno de la mejor de las causas. El amor por un Club singular. Nos han colado fotos con tufo electoralista (Rajoy), debates estériles (el de nuestra ninguneada selección), campañas sucias (supuestos favores arbitrales gracias a Villar). Pues había más. No bastaba con el tsunami de errores de gestión que nos han puesto al pie de los caballos para alegría y disfrute de esa caterva de frustrados que siempre han vivido esperando el momento de vernos caer. Ya se sabe que los carroñeros entran en escena cuando el león baja la guardia. Las hienas exhiben su estúpida y hueca risa. Pero esta vez se han pasado.

Queda evidenciado en el párrafo anterior que nuestro Club no es un ente perfecto, y que no ha sido ajeno a un carrusel de errores que este humilde periodista denunció en su día desde el respeto (a su profesión y al lector) y el amor (a un Club que lleva en el corazón). Yo amo al Athletic con la pasión que me inculcaron en la cuna. Pero el juicio que acompaña a nuestras acciones califica solamente lo que somos, no lo que fuimos. Nadie puede quitarnos nuestro glorioso pasado. La grandeza del Athletic se asienta en ese patrimonio, en ese legado. Desde la transparencia que acompaña a la mirada del que se sabe inocente, la afición del Athletic merece saber la verdad. Nos sentimos como personajes de Beckett, víctimas de oscuros designios, de enemigos invisibles. La solución no es mirar para otro lado ni meter la mierda (si la hay) bajo la alfombra. Un fantasma oscuro se ha instalado en nuestra casa. Hay que actuar con la grandeza que merece este Club. No nos confundamos. Ya sabemos cómo se las gastan otros. Pero nosotros somos el Athletic. Todavía.

Yo defendí a Gurpegui porque creía en su inocencia y porque no podemos permitir que nos conviertan en el muñeco del pim,pam,pum. Algo que sucede en el fútbol y en otros órdenes de la vida. Pero lo del Levante es un escándalo. Por eso exijo, desde el Club y especialmente desde quienes detentaban entonces la responsabilidad institucional, una aclaración inmediata. El silencio de los corderos nos puede llevar al matadero. No sé quién está detrás de Popular TV, ni por qué han tardado casi dos años en airear esta basura. Me da igual que Descarga o el presidente del Levante sean víctimas colaterales, tontos útiles o unos mangantes. No los conozco. A mí me duele mi Athletic. Pero ellos, al menos, ya han anunciado que recurrirán a la justicia ordinaria. ¿Y nosotros?

Ernst Junger, filósofo alemán que ejerciera de cronista del siglo de los horrores, afirmó que la grandeza se halla expuesta a la tempestad. Nuestro Club es muy grande. Pero, ante la tempestad, de nada sirve atarse al mástil. Hace unos años, en La Bombonera, Maradona se cortó la coleta pidiendo perdón por sus errores pero recordando que la pelota no se mancha. El Athletic (su escudo, su bandera, su camiseta), tampoco.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios