canal Athletic
Actualidad
ATHLETIC
«Podríamos ver en poco tiempo una alineación de jugadores que fueron internacionales el pasado año», resalta Javier Irureta El Athletic envió la pasada campaña 17 jugadores a las selecciones españolas, la cifra más alta de los últimos años
5 de septiembre de 2010
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Lezama es internacional
Saborit, Guillermo Fernández, Aitor Fernández, Erik Morán y Diego Royo, internacionales rojiblancos, de izquierda a derecha, con Irureta al fondo, en Lezama. :: BORJA AGUDO
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO jortizdalazcano@diario-elcorreo.com.-

En nuestra primera temporada de gestión, teníamos que pedir a la Federación que hiciera el favor de convocarnos a algún jugador para elevar la moral de la tropa. Ahora, al contrario, reclamamos que no abusen de nuestros futbolistas». La broma de Fernando García Macua, presidente del Athletic, refleja la notoriedad que ha recuperado Lezama en el fútbol español. En la campaña 2007-08, la del estreno del abogado en el despacho de Ibaigane, con los jugadores citados para los combinados nacionales no llegaba ni para una alineación de fútbol sala. Ese curso, sólo cuatro rojiblancos (Javi Martínez, Susaeta, Ismael López y Erik Morán), fueron reclamados desde la Federación Española. Esta campaña, la factoría rojiblanca está ya rehabilitada a nivel internacional, al punto de que en estos momentos sólo falta un jugador para completar una convocatoria de 18, las de la Liga.

Los datos recabados por EL CORREO indican que la campaña 2002-03, con Javier Uria en la presidencia y Jupp Heynckes en el banquillo, el Athletic envió a las selecciones españolas a 15 jugadores. Han tenido que pasar siete temporadas para superar esta cifra. Sucedió el último curso, cuando se enviaron 17 futbolistas. En medio quedaron los dos años de Ernesto Valverde, que devolvió protagonismo a la primera plantilla en el combinado absoluto, con la llamada de Del Horno, Orbaiz y Yeste, aunque sólo los dos primeros llegaron a debutar.

Después apareció el bienio negro. No sólo el equipo las pasó canutas para mantenerse en Primera entre 2005 y 2007. En medio de un clima de tremenda crisis, los problemas se hicieron también palpables abajo. Sólo siete jugadores convocados en 2005-06, y seis en la 2006-07. Con el agravante de que esta última campaña no hubo ni una cita para ninguna de las dos principales selecciones, la absoluta y la sub'21.

El Athletic tocó fondo en este apartado en la temporada 2006-07, la primera de García Macua y Joaquín Caparrós, quienes se pusieron a buscar soluciones al problema. «Todo depende mucho de las camadas, pero creía que era importante lanzar mensajes a los chicos de abajo, como cuando voy a ver sus partidos o cuando les cito para las jornadas de tecnificación», indica el entrenador.

La autoestima crece

En sus dos primeros años, García Macua fue incapaz de hacerse con las riendas de Lezama. El primer coordinador que nombró, Iñaki Urkijo, fue cesado a los quince días. Su sucesor, Luis Solar, ejerció durante dos campañas, hasta que una crisis de la junta directiva se lo llevó por delante. Joseba Inchaurraga, vicepresidente primero, insistía en gobernar en la cantera, pero García Macua y la mayor parte de los directivos querían prescindir de Solar porque entendían que desde la factoría sólo llegaban problemas y luchas cainitas a Ibaigane. El pulso se resolvió con la dimisión de Inchaurraga y las destituciones de Solar y Kike Liñero, entrenador del filial. También decidió marcharse Koldo Asua, responsable de las relaciones con los jóvenes.

Aún así, la última temporada de Solar, la 2008-09, Lezama se acercó a sus registros de los buenos tiempos, con 12 convocados. Entre ellos, Amorebieta (aunque no jugó), Iraola y Llorente fueron llamados a la selección absoluta por Vicente del Bosque, lo que provocó que la autoestima del club creciera.

La recuperación quedó refrendada la pasada campaña, con 17 jugadores citados y dos campeones del mundo entre ellos, Llorente y Javi Martínez. Caparrós cree que esto supone energía renovadora para Lezama. «Para los chicos de la cantera es muy importante ver que se puede ganar el Mundial viniendo desde abajo», resaltó ante este periódico.

Pero no es solo la cantidad, sino también la calidad. Los rojiblancos no son un número más en sus combinados. En el Mundial, Martínez y Llorente fueron piezas importantes en los últimos minutos ante Chile y Portugal. Vicente del Bosque, seleccionador español, ha comentado en público que además se trata de dos futbolistas que «serán esenciales» en los próximos años.

Más abajo son deportistas con galones, como sucede con Martínez, capitán de la sub'21, y Ramalho, de la sub'17. Es decir, Lezama no sólo manda futbolistas de clase, sino también con carácter para asumir responsabilidades.

Caparrós echa la vista atrás. Recuerda que a su llegada a Bilbao había un asunto que salía a relucir de forma constante en sus conversaciones con los aficionados. «Eran muchos los que me decían e incluso se expresaban en público en el sentido de que Lezama era un desierto». El incremento de internacionales le coloca ante una oportunidad única para ensalzar a la factoría rojiblanca y dar por cerrada la discusión. «Podemos comprobar que es un pozo que nunca deja de dar agua. Y la que nos ha dado además es muy fresca y muy buena».

García Macua abunda en esta tesis. «Hemos pasado de que haya dudas sobre la vigencia de nuestro modelo a reafirmarnos en él y ser en estos momentos un espejo en el que se miran otros clubes». El presidente aprovecha el asunto para elogiar la gestión de Javier Irureta en Lezama. «Tenemos actitud técnica, talante dialogante y un carisma acreditado».

El mencionado no quiere colgarse medallas. «Todo esto es responsabilidad de la gente que ha trabajado en los últimos años en Lezama, que son quienes han sembrado estas semillas».

Irureta escribe una posible alineación en la que sólo incluye jugadores convocados la pasada temporada y se detiene en un detalle. «Del más veterano (Iraola, 28 años) al más joven (Ruiz de Galarreta, 17) hay menos diferencia que la que ahora mismo tenemos entre el de mayor edad del primer equipo (Ocio, 33 años) a los más jóvenes (Aurtenetxe y Muniain, 18)».

Evitar las urgencias

Es decir, remarca, «en unos pocos años podríamos encontrarnos con una alineación de jugadores que han sido internacionales este año». ¿Unos pocos años? Ocho de estos jugadores (Iraola, San José, Aurtenetxe, De Marcos, Martínez, Iturraspe, Muniain y Llorente) ya fueron alineados en el primer partido de esta campaña en Alicante.

Al responsable de Lezama y a Caparrós este escenario les parece tranquilizador. «No hay nada peor para el trabajo de cantera que las urgencias por sacar jugadores», resalta Irureta. «Hemos visto que el juvenil, campeón de Copa la pasada campaña, tiene mucha calidad. ¿Qué nos viene alguna quinta que no sea buena? Sabemos que en el granero tenemos reservas para aguantar unos años», tranquiliza el entrenador.

Irureta, en todo caso, no espera años de barbecho. Fue al Torneo Juvenil de Laredo y lo que vio allí le entusiasmó. «Nos medimos en la semifinal al Barcelona con nuestro segundo equipo, y aún así empatamos a tres para caer a penaltis. Luego la formación A ganó al Madrid por el tercer y cuarto puesto. Esto nos demuestra que tendremos de nuevo un equipo muy competitivo».

Caparrós reúne cada pocas semanas a los jugadores más prometedores en Lezama en las denominadas jornadas de tecnificación. Uno de los chicos que más han llamado su atención es Ruiz de Galarreta, un medio centro de 17 años, al que hizo debutar el jueves ante el Lemona. «Es más listo que el hambre. Va a ser futbolista seguro porque tiene unas ganas tremendas», elogia.

Su aparición es un mensaje para los consolidados. «Cada vez que subes a un chico de abajo estimulas a sus compañeros y a los profesionales. Es como una noria que nunca debe detenerse». Ruiz de Galarreta es solo la punta del iceberg de lo que viene por abajo. «Este club tiene la garantía de que en los próximos años contará con jugadores con capacidad de competir a un altísimo nivel». El entrenador es de los que cree que el nuevo escenario del fútbol español beneficia al Athletic. «Para Madrid y Barça la crisis no existe. Cada día abren más brecha». El resto de clubes, agrega, están obligados a tirar de la cantera para hacer frente al escenario de crisis económica. «En esa lucha de sacar jugadores de abajo en Lezama saben hacerlo muy bien, lo que nos coloca en una posición ventajosa con respecto a los demás».

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios