canal Athletic
Actualidad
ATHLETIC
El central, el decimocuarto canterano que debuta con Caparrós, vio frenada su progresión por una lesión en 2009
9 de enero de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ekiza llega por fin a la cima
Borja Ekiza sigue atento una jugada en su debut ayer como 'león' en La Rosaleda.
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO ENVIADO ESPECIAL | MÁLAGA..-

Ustaritz estaba sancionado y Amorebieta, lesionado. Además, Joaquín Caparrós tenía dudas de que Aitor Ocio estuviera para dos partidos en tres días pese a su excepcional rendimiento ante el Barcelona. El utrerano volvió la mirada hacia el filial y allí encontró a Borja Ekiza, a quien subió al inicio de semana a entrenarse con el primer equipo y llevó convocado para el choque de la Copa.

El navarro se enteró de su debut a mediodía. Caparrós citó a sus jugadores a la charla previa al partido y soltó la gran sorpresa: iba a ser titular. Eso suponía dejar a Ocio en el banquillo, una decisión que el entrenador se apresuró a justificar ante los periodistas. «Estuvo magnífico ante el Barcelona, pero lleva año y medio sin jugar dos partidos seguidos. Había que refrescar. Por eso tampoco ha salido Gurpegui».

A otro jugador el miedo al rival, a la responsabilidad, a la derrota en el estreno le habría paralizado las piernas. A él no. No sólo dio la talla sino que opta con argumentos al galardón al mejor defensa del partido. «Lo importante es que había tres puntos en juego. Lo de menos era mi debut».

A Ekiza le ha costado mucho escalar hasta la cima. Llegó desde el convenido Chantrea en 2002, en categoría cadete, en los tiempos de Luis Fradua como responsable de la cantera. Ernesto Valverde fue a Pamplona a entrevistarse con sus padres y presentar la oferta que acabaron aceptando. Caparrós se fijó en el navarro al poco de llegar al Athletic. No muy alto (1,80), pero contundente, rápido y aseado en el manejo de la pelota. La campaña pasada, la 2009-10, estaba marcada como la suya. Caparrós le había citado en la pretemporada anterior para partidos en Cuenca y Valladolid.

Cuando parecía llegado su momento, llegó la gran desgracia, que el jugador evocó ayer en una conversación con EL CORREO. Estaba de vacaciones en Pamplona. Como todos los futbolistas había recibido un plan de actividades físicas. Un día, mientras corría, sintió dolor. Se le fracturó el quinto metatarsiano del pie izquierdo. Frenazo en seco. «Me tuvo mucho tiempo fastidiado. Por eso el pasado año apenas jugué ocho partidos».

No fue la única incertidumbre que padeció en su carrera. A su llegada nadie tenía clara su ubicación. Comenzó como lateral derecho, para pasar después a interior por ese mismo costado. Su escasa talla hacía que no se le viera como central. Quizá porque no tenía claro su porvenir se mantuvo firme en los estudios y eso le ha llevado a cursar la carrera de Derecho por la Universidad a Distancia.

Ekiza se convirtió ayer en el decimocuarto canterano que hace debutar Caparrós. A saber, antes que él se han estrenado Vélez, Susaeta, Aitor Ramos, Iturraspe, Etxeita, Xabier Etxebarria, Bóveda, Adrien Goñi, Muniain, San José, Aketxe, Íñigo Pérez y Aurtenetxe.

Mientras permaneció en la residencia de jugadores de Derio trabó una profunda amistad con Adrien Goñi e Íñigo Pérez, navarros como él, y de quien es inseparable. Los primeros mensajes que llegaron ayer a su móvil fueron los de ellos.

A esperar su momento

El partido dejó una amarilla a San José, baja el sábado (20.00 horas) ante el Racing a no ser que medie un recurso del Athletic. Ustaritz estará. Ocio debe ser titular también, en vista de lo declarado ayer por Caparrós. A Amorebieta, con una lesión de cadera, no se le espera. Ekiza apunta a convocado y a estar en el banquillo.

Por lo pronto, Caparrós le elogió de forma encendida. «Parece que llevaba más partidos en Primera». Así fue. De hecho, quien tuvo que socorrer a San José por una peligrosa pérdida de balón fue el pamplonés. El entrenador aprovechó el asunto del debut para llevar el agua a su molino. «El Málaga ha fichado a un central de categoría mundial como Demichelis. Nosotros tiramos de la cantera y lo hacemos con mucho orgullo».

Y, como carpetazo al asunto, el entrenador dejó una frase cargada de intención. «La aparición de Ekiza es buena para que se vea que hay competencia». Por aquí puede encontrarse una última explicación a su debut. En una campaña en la que la retaguardia ha dado problemas, Caparrós quiere lanzar un mensaje a sus jugadores: si hace falta, buscará soluciones abajo.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios