canal Athletic
Actualidad
ATHLETIC
El navarro resta importancia a los gritos de «¡yonqui!» que escuchó en el Calderón y aclara que tampoco le cogieron por sorpresa
3 de febrero de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A Gurpegui ya no le afectan los insultos
Carlos Gurpegui es uno de los hombres más queridos y admirados en el vestuario del Athletic. :: EFE
ROBERT BASIC | BILBAO..-

Carlos Gurpegui no se alteró lo más mínimo al escuchar los insultos que le regaló una parte de la grada del Calderón. «¡Yonqui, eres un yonqui!», le gritaron. Y «¡pásame un gramo, Gurpegui, pásame un gramo!». Una y otra vez. El centrocampista se lo comunicó al árbitro y siguió apretando al Atlético. «Tampoco fue una sorpresa», manifestó ayer sonriente en Lezama. Esperaba una reacción similar, que se repite en muchos campos de España, aunque la herida de la sanción por dopaje ha dejado de sangrar hace tiempo. «Estoy muy por encima de los insultos y me centro en mi trabajo. Disfruto tanto jugando y entrenando que no puedo perder ni un segundo pensando en eso», comentó en alusión a los improperios recibidos. Que le tachen de «drogadicto» lejos de San Mamés no le afecta. Ya no. «Lo viviré hasta el último día de mi carrera y lo tengo asumido».

El navarro habló con naturalidad de lo que tuvo que escuchar en el anfiteatro colchonero, aunque aclaró que los insultos no son el patrimonio exclusivo de Madrid. «Ha tenido más repercusión por ser el Calderón, pero cuando estuve calentando en Málaga -partido que el Athletic empató en el descuento- la mayoría de las 200 personas que tenía detrás también me increpó». Gurpegui restó importancia a lo ocurrido y constató que «es muy complicado» impedir este tipo de agresiones verbales. Incluso Iraola se acercó a Teixeira Vitienes durante el partido para pedirle que actuara. «Me pongo en la piel del árbitro... ¿qué va a hacer?», se mostró comprensible el de Andosilla. «Puede reflejarlo en el acta, sí, ¿y qué? No se puede hacer nada», comentó con cierto aire de resignación.

El medio recordó que lleva «nueva años» sufriendo este tipo de vejaciones y reivindicó una vez más su inocencia, además de denunciar una «sanción injusta». Se le dijo que los árbitros interrumpen los encuentros si escuchan gritos racistas, pero Gurpegui adelantó que «nunca intentaré parar un partido. Me siento muy seguro de lo que he hecho y de lo que hago y no me afecta para nada. Intento no distraerme porque sería perjudicial tanto para mí como para el equipo».

A por la cuarta victoria

Cerrado el capítulo del Calderón, el navarro también valoró el buen momento por el que pasa el Athletic. Los rojiblancos encadenan tres victorias y con semejante historial «se nos nota más alegres», apuntó entre sonrisas Gurpegui. «Vamos por el buen camino y esta es la manera de lograr los objetivos. Ahora jugamos en casa y a ver si hacemos cuatro de cuatro», deslizó.

El centrocampista se mostró convencido de que el Sporting «nos complicará la vida», además de subrayar que los hombres de Manolo Preciado también llevan tres triunfos seguidos. «Están en su mejor momento», alertó, aunque recordó que el Athletic es «fuerte y fiable» en San Mamés. «Ojalá la cuarta victoria se quede en casa», deseó Gurpegui, sabedor de que luego el calendario empieza a complicarse.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios