canal Athletic
Actualidad
ATHLETIC
Además de tres puntos para la tranquilidad, el Athletic se juega ante el Barça dar una alegría a su afición y una despedida digna a San Mamés
27 de abril de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una victoria por el orgullo
La plantilla rojiblanca atiende a las indicaciones de Bielsa en el entrenamiento de ayer. :: MITXEL ATRIO
IGOR BARCIA | BILBAO..-

Es el partido. Más allá del pasaporte a la tranquilidad, de tres puntos que serían fundamentales para que el Athletic respire en la clasificación, la visita del Barcelona (18 horas) debe entenderse como la última oportunidad para saldar cuentas pendientes con la afición y con San Mamés. Que esta temporada, por desgracia, se acumulan. Ganar al virtual campeón de Liga al amparo de unos seguidores que volverán a entregarse a sus colores será el reto de los de Bielsa, tal y como admitió ayer Iker Muniain. «Lucharemos por dar a 'La Catedral' la despedida que se merece», afirmó el navarro. Una victoria por el orgullo del Athletic.

Hasta ahora, la trayectoria rojiblanca en casa dista mucho de lo que debiera ser una fortaleza, porque acumula las mismas victorias que derrotas -siete-. Lo que muchos quisieran que fuera una despedida triunfal del casi centenario feudo rojiblanco se está convirtiendo en una tortura. Porque se han dado derrotas en encuentros señalados en rojo, como el último derbi contra la Real (1-3) o el clásico frente al Madrid (0-3), y fiascos mayúsculos como la eliminación copera con el Eibar (1-1) y las goleadas de Espanyol (0-4) y Betis (3-5).

Por eso, ganar al virtual campeón de Liga puede convertirse en el estímulo que necesita la familia rojiblanca. Al menos un motivo de satisfacción antes de echar la persiana al curso. Porque hay que recordar que la cuenta atrás para el adiós de 'La Catedral' está en marcha. Sólo quedan tres partidos -con el de hoy- antes de que el duelo de homenaje dé paso al derribo de la vieja casa rojiblanca.

Retrasar el alirón

Pero en realidad el Barcelona es el último gran equipo. Es el último clásico que se va a vivir en San Mamés. Después pasarán el Mallorca y el Levante, dos clubes sin el pedigrí suficiente para emocionar a los aficionados del Athletic. Por eso, este es el partido señalado.

Así que, en una temporada de decepciones, una victoria que retrase una semana el alirón culé serviría para saciar a la afición y cumplir con la memoria de San Mamés. Pero también para restañar la confianza de un grupo que, pese a su mejora futbolística, no ha sido capaz de plasmarla en resultados por culpa de su ineficacia goleadora. Qué mejor bálsamo que ganar al equipo que apartó al Athletic en dos ocasiones de la gloria copera y que acumula 19 encuentros sin caer frente a los rojiblancos...

Tras lo visto en el entrenamiento de ayer, todo apunta a que Marcelo Bielsa apostará por Aduriz como referencia en el ataque, en lugar de Fernando Llorente, titular en Riazor. El argentino trabajó con el donostiarra en unos ejercicios que realizó con el presumible equipo titular, mientras que San José apunta a ocupar la plaza de Iturraspe.

Serán los únicos cambios con respecto al equipo que empató frente al Deportivo, un duelo donde el Athletic puso en evidencia sus males ofensivos y que deberá corregir si quiere sacar adelante el partido. Seis goles a favor en los diez últimos encuentros son un argumento escaso para hacer frente a un Barcelona que llega a Bilbao con 20 jugadores en la convocatoria y sin Busquets. Messi entre ellos.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios