El Correo
Athletic Club

solo han conseguido fotografiarla

Se busca culebra en Lezama

El reptil que fue localizado ayer en Lezama.
El reptil que fue localizado ayer en Lezama.
  • Una serpiente accedió el lunes a la cocina de las instalaciones y no fue localizada pese a la intervención de los bomberos

¿Una inofensiva culebra o una víbora? Ésa es la incógnita que les quedó el lunes a los bomberos de Derio, ertzainas y empleados del Athletic que intentaron dar captura al animal de la imagen. Lo más que se pudo hacer fue fotografiarlo. Allí sigue.

Es habitual que en el edificio principal de Lezama, rodeado de caserios, se cuelen animales. «Con abejas y culebras tenemos problemas dos o tres veces por año», explica un empleado.

Aunque en un twitter los bomberon anunciaron que la «culebra» que iban a buscar estaba en los vestuarios rojiblancos, en realidad apareció en la cocina. En la mañana del lunes se detectó una en la zona donde se prepara la comida, sin servicio ahora porque no hay equipos en las instalaciones rojiblancas.

La alarma se extendió. Hubo quien identificó al animal como una víbora. Ante el temor de que así fuera se recurrió a los servicios de los bomberos de Derio, que se personaron en las instalaciones rojiblancas en torno a las 13.30 horas. Sesenta minutos después las abandonaron. Ni ellos ni los dos agentes de la Ertzaintza que acudieron pudieron dar con el reptil.

El animal enseguida desapareció de la vista de los empleados del club. Levantaron la mesa de la cocina, la zona en la que había sido visto, pero no volvieron a localizarlo. «Se buscó por la zona, pero como los muebles están soldados no pudo ser localizado», explicó en la tarde de ayer una portavoz de la Diputación. Añadió que la explicación más lógica es que se escondiera en un lugar inaccesible y allí permanezca.

¿Qué hacer? Por el momento, esperar. La culebra no se dejó ver de nuevo. Los bomberos recomendaron a los empleados del club esperar, convencidos de que en las próximas horas volverá a dar señales de vida. La gente que trabaja en Lezama valora si aplicar algún truco para echarle el guante como colocar cajas con pegamento.

Por suerte, el incidente se ha producido cuando no hay actividad deportiva en Lezama. En caso de haberse dado en plena campaña, es probable que se hubiera tenido que cerrar la cocina a la espera de dar caza al reptil que tanto asustó ayer a los empleados rojiblancos y que tan escurridizo se muesttra.

Temas