El Correo
Athletic Club

homenaje en el derbi

Le Tissier, la leyenda que se resistió al dinero

fotogalería

Le Tissier, durante el reconocimiento. / fernando gómez

  • El histórico futbolista del Southampton ha estrenado esta noche el galardón creado por el Athletic para premiar a futbolistas que han jugado en un solo equipo

Ha saltado al césped de San Mamés en el descanso del derbi para entrar en la historia del Athletic. Ya integra la leyenda del fútbol, pero se ha convertido en la primera persona que recibe el 'One-Club Man Award', el premio creado por la junta directiva rojiblanca para reconocer a esos profesionales fieles que han dedicado su carrera a un único club. Y él lo fue. Matt Le Tissier (Saint Peter Port, Guernsey, 47 años) pasó de ofertas de conjuntos como el Chelsea, el Mónaco, la Juventus y el Tottenham y mantuvo su matrimonio con el Southampton, una escuadra humilde del sur de Inglaterra, casi siempre enfangada en esa lucha sin excesivo brillo por la permanencia. Él, sin embargo, se encontraba en su salsa en esa pelea por resistir en un conjunto en el que disputó 540 encuentros y anotó más de 200 goles. "Jugar en los mejores equipos es un reto, pero jugar contra los mejores y ganarles es un reto todavía mucho mayor. Yo me dedico a eso", es una de esas frases de las que tiraba este delantero para explicar su lealtad a los colores rojiblancos de 'Los Santos'.

Y otra entidad con una zamarra idéntica le ha convertido en el primer 'One Club Man Award'. Comparten tonalidad Athletic y Southampton, precisamente, por esas casualidades del destino, debido a que Juan Elorduy, un estudiante de Ingeniería de Minas, se le pasó demasiado rápido su descanso navideño en Londres en 1909; había recibido el encargo de la junta directiva de adquirir camisetas del Blackburn Rovers, azules y blancas, pero se le agotó el tiempo, debía regresar y en el puerto del sur de Inglaterra, desde donde partió el Titanic en 1912, adquirió las del hoy conjunto dirigido por Ronald Koeman. "No estoy seguro de cuánta gente puede conocer esa historia en Southampton, pero yo me enteré de ella hace unos años. Me la contaron todo encantados los historiadores del club", relata Le Tissier en una entrevista con la revista del Athletic.

Matt Le Tissier posa con la plantilla del Athletic y Valverde.

Matt Le Tissier posa con la plantilla del Athletic y Valverde. / TWITTER ATHLETIC CLUB

El británico muestra su alegría por encabezar el premio que una vez al año y por iniciativa de la directiva de Ibaigane, homenajeará a un jugador o jugadora que hayan defendido a una única entidad. "Ha sido una gran sorpresa; una sorpresa muy agradable. Estoy increíblemente orgulloso de ser el primero en recibir este galardón", recoge 'Le God' ("'Dios'), como era conocido por la afición del Southampton, una ciudad que le vistió de hijo adoptivo y que cuenta con carteles dedicados a Le Tissier en sus accesos por carretera: "Bienvenidos a Southampton, está entrando en el país de 'Le God'". "Los aficionados siempre me trataron bien. Ellos fueron una de las principales razones por las que nunca me quise marchar", acepta este futbolista que tiraba de ironía cuando se le recordaba ese mote. "Me llamaban 'Le God', pero podría haber sido "The Fat" ('El gordo'). Antes de los partidos, bebía tanta cerveza (se desenmascaró) que me pesaba el culo. También me pasaba con las hamburguesas y el chile", aseguró este genio que tiene el regusto amargo de haber defendido en tan solo ocho ocasiones la camiseta de la selección.

Historia plena de orgullo

Pero esta noche ha recibido el aplauso de una Catedral volcada con Le Tissier, un hombre del que tira siempre Urrutia cuando habla de fidelidad. "La principal razón (por la que se quedó en Southampton) era mi felicidad y mi satisfacción personal, algo que siempre he puesto por delante de otras cosas. Eso y un sentimiento de lealtad que debía devolver al equipo por darme la oportunidad de poder conseguir mis sueños". Como alaba la filosofía del Athletic: "Siempre me ha impresionado el apego y la fidelidad con la que mantenéis estos principios. Tenéis una historia plena de orgullo y satisfacción". Y critica el fútbol actual: "El mundo del fútbol ha enloquecido con el dinero en los últimos años. Y esto no significa que haya sido un cambio a mejor, todo lo contrario". Sin pelos en la lengua.