El Correo
Athletic Club

amistoso

"En Boise están encantados con el partido del Athletic"

vídeo

Aficionados al fútbol posan con una camiseta del partido. / I. PÉREZ

  • John Ysursa, profesor del Programa de Estudios Vascos de la Universidad de Boise State, recibe a elcorreo.com en la tienda del merchandansing del amistoso

En un pequeño local de la calle 8 de Boise, los organizadores del Basque Soccer Friendly, el duelo que enfrentará al Athletic con los Xolos el sábado (3 de la madrugada en Bilbao), han colocado su cuartel general. Es la tienda en la que venden los productos del encuentro: zamarras rojiblancas de la pasada temporada a 105 euros, polos del amistoso a 64 euros, y unas camisetas con el logo que se ofertarán el día del duelo a 20 euros. No falta la cerveza -Basque Soccer Lager- ni tampoco el vino, ni el CD ‘Athletic Bihotzez’. Ni tampoco una Play Station en el que se ha organizado un entremés del encuentro: ganan los vizcaínos: 2-0. Goles de Mikel San José, que no estará ya que se incorporó el miércoles al trabajo. Recibe, con una sonrisa, John Ysursa, cuya madre nació en Ibarrangelu, y su abuelo de Iurreta. "Se cumplen cien años desde que llegó a este país. Los Ysursa llevamos un siglo en este país", expone este amable profesor del Centro de Estudios Vascos de la Universidad de Boise State. Siempre con una sonrisa, responde a cualquier cuestión.

Casado con un mujer de origen vascofrancés, procedente de California, proclama que no solo los vascos de Boise esperan ansiosos este encuentro. "Los aficionados al fútbol están encantados con el partido del Athletic, porque aquí todo es fútbol americano -el Albertsons Stadium es un recinto dedicado a este deporte y han tenido que cambiar el césped azul tan famoso-, béisbol y baloncesto”, expone, al mismo tiempo que facilita a los enviados especiales de elcorreo.com la clave del WIFI: ‘aupaathletic’.

La última semana ha sido un goteo constante de gente para adquirir productos. Esta mañana, hora local, Esti Lejardi, con padres de Gernika, compraba una zamarra del Athletic. Pero asegura que el sábado, en el estadio, será espectacular. Un momento que aguardan desde hace cinco años. “Todo empezó en un bar. ¿Si viene aquí el Athletic?". Y en 2013 se pusieron en serio. "Llevamos un par de años esperando este día", se sincera un hombre que suele ir cada dos o tres años a San Sebastián. "Nos toca el próximo verano. Y sabemos que podemos vivir allí muy bien", sonríe, mientras explica que el peso del fútbol, el ‘soccer’ aquí, aumenta cada vez más. Y sobre todo, a raíz del triunfo de Estados Unidos en el Mundial femenino. Por eso existe mucha gente que, sin ser vasca, acudirá al partido. También mexicanos, aficionados de los Xolos. “Es algo distinto para nuestra ciudad. Y también para nosotros, porque es una forma distinta de mostrar lo vasco a la gente de Idaho. En nuestra sociedad es todo deporte y esta es una buena manera de darnos a conocer, porque todo no se puede hacer solo con los descendientes de los vascos. Ni los restaurante ni nada”.

Llegan sus hijos, con un amigo de Oñati, de visita. Y les pone a trabajar, a colocar etiquetas en las camisetas blancas que se venderán el sábado. Y es que ya no queda nada. Toca apurar el tiempo para preparar todo para que todo salgo a la perfección. También la fiesta previa, el tailgate, el jolgorío típico estadounidense con los coches como improvisadas barras. "En Bilbao tenéis los bares, aquí tenemos los coches. Los utilizamos para todo", acepta este hombre, mientras el goteo de gente para adquirir productos del amistoso es constante.