El Correo
Athletic Club

HOMENAJE

Los discípulos de Pichichi

fotogalería

Una imagen histórica. / Ignacio Pérez

  • Nueve de los doce goleadores del Athletic que han sumado más goles que el mito rojiblanco se reúnen en Jolaseta para bendecir su Fundación

Pocas veces se puede disfrutar de una reunión de grandísimos goleadores como la de ayer en el Real Club Jolaseta de Getxo. En una imagen que quedará grabada en los corazones rojiblancos, coincidieron nueve de los doce jugadores que han superado la marca de 83 goles que dejó el mítico Rafael Moreno, Pichichi, el primero en la gran estirpe de goleadores que el club ha tenido en sus 118 años de historia.

El acto era la presentación en sociedad de la Fundación Pichichi, que destinará sus ingresos a actos solidarios y que convocó a los goleadores en el campo en el que el mítico delantero debutó y marcó su primer gol con el Athletic, en 1913. Acudieron a recoger su reconocimiento Dani (199 goles), Urzaiz (129), Manu Sarabia (118), Rafa Iriondo (117), Julen Guerrero (116) Carlos Ruiz (115), Joseba Etxeberria (104), Aduriz (96) y Ziganda (91). Nada menos que 1.085. Excusaron su asistencia Artetxe (133), Fidel Uriarte (120) y Llorente (118). Carlos Ruiz dirigió unas sentidas palabras al recibir la placa en nombre de Uriarte. «Me hubiera gustado que lo recibiera Fidel, pero el hombre no está bien», se excusó.

La velada estuvo cargada de momentos muy emotivos, como cuando Txetxu Rojo bajó del escenario a entregar en mano el galardón a Rafa Iriondo, a unos días de cumplir los 97 años.

Dani fue el único que se dirigió a los presentes. «Ya sabéis que yo hablo siempre», bromeó. El máximo goleador vivo de la historia rojiblanca rindió tributo a los asistentes. «Sin gente como Rojo o Estanis Argote no estaríamos aquí», ensalzó. Llorente envió desde Sevilla una carta a Rafael Moreno, presidente de la Fundación y sobrino-nieto del mítico jugador. El atacante explica que «una lesión me impide estar con todos vosotros» y recordó también a sus compañeros, «a los que hago extensible este galardón».

La foto de familia queda en el disco duro del club. Se reunieron en ella los nueve homenajeados, Txetxu Rojo, que les entregó las placas, e Iribar. El once más ofensivo de la historia del Athletic. «Con el Chopo atrás estaríamos tranquilos. Además, yo valgo para hacer de defensa», bromeó Aduriz, que había admitido unos momentos antes sentirse emocionado por coincidir con delanteros tan legendarios.

Ismael Urzaiz reveló una anécdota que le pasó con Aduriz en la temporada de Mané en el banquillo. «Jugábamos en casa ante el Mallorca a falta de pocas jornadas y si no ganábamos, nos íbamos casi seguro a Segunda. Íbamos 0-0 y nos pitaron un penalti a falta de poco. Aritz cogió la pelota. Fui y se le quité. Le dije eres joven y te quedan muchos años de fútbol. A mí por desgracia me quedan menos y es mejor que me coma yo este marrón. Metí y ganamos 1-0. Es el gol que más recuerdo de los que marqué».

Carlos Ruiz fue el último Pichichi del Athletic. Aduriz ha comenzado la campaña como un ciclón, pero da por hecho que no se llevará el gran premio. «Hay un duopolio, Sería demasiado osado por mi parte pensar en conseguir este galardón». El realizador rojiblanco está muy al tanto de la distancia que le separa de Joseba Etxeberria, que se retiró con 104 goles. «Cada vez que marco, viene al vestuario (es tercer entrenador) y me dice 'te faltan diez, te faltan nueve para superarme'. La última vez que me lo dijo fue 'te faltan ocho’». Etxeberria lamentó no haber logrado como Aduriz «goles para ganar un título, pero me quedo con el que marqué al Zaragoza y que nos dio el subcampeonato y la Champions».

Dani se quedó a un gol de los 200. «¿Superarme Aduriz? Ya le he dicho que es imposible. Si tuviera cuatro o cinco años menos, quizá, pero cerca de cumplir los 35, no». Al doble campeón de Liga le queda el recuerdo de «un gol que metí al Madrid que fue clave para ganar la Liga. Goikoetxea mandó un balón desde el banquillo. Estaban Botubot y Miguel Ángel. Hice la picardía de que iba a saltar, pero me quede abajo. Chocaron y me llevé la pelota para anotar. Aquella Liga la ganamos por el gol average». Al atacante le agradó el reconocimiento. «En un club como el Athletic, actos de este tipo deberían ser más habituales», reclamó. Ziganda también estaba feliz. «El regalo más bonito de todos es poder estar en esta foto con estos grandísimos delanteros y gente que es historia viva en este club».

«Sé el secreto de Aduriz»

Los 35 años de Aduriz inquietan a muchos aficionados, que no ven un relevo por detrás del donostiarra. Urzaiz pide tranquilidad. «Sé cuál es el secreto de Aritz, cuidarse y tener intensidad y pasión por lo que haces. Ya vemos que hay gente que te sustituye y que te mejora. Siempre que hay un gran delantero en el Athletic pensamos que por detrás no viene nadie, pero siempre ha aparecido gente importante».

Al acto asistieron también los presidentes del Jolaseta (Fernando Lecanda); del Arenas (Francisco Egusquiaguirre); de la Federación vasca (Luis Mari Elustondo); los directivos del Athletic Alberto Uribe-Echevarria, Jon Muñoz y Yolanda Lázaro; el mítico portero José Ángel Iribar; y la diputada de Deportes, Isabel Robles. Estuvieron además Manuel Parrero, Gonzalo Sánchez, Miguel Ángel Lujua, Ignacio Erice, Isabel Sánchez Robles, Gabin Arazola, David Chimeno, Carlos Sergio, Juan Antonio Arieta-Araubena, Jon Aiartza, Javier Zarraga, Jesús Pernía, Paula Anieva, Iñaki Gamero, Nerea Llanos, José Luis Medina, Félix Urquijo, Andoni Castro, Isidoro Beltrán de Heredia, Ángel Muñoyerro, Andrés de Jorge, Ana María Arana, Fabrice Walde, Ramón Sirés, Igor del Busto, Óscar Cavia y Antonio Barrena.