El Correo
Athletic Club

athletic - oviedo, 18 horas

«Tenemos que dar alegrías para que se nos tenga más en cuenta»

El técnico Joseba Agirre besa a Yulema Corres.

El técnico Joseba Agirre besa a Yulema Corres. / Athletic Club

  • Joseba Agirre, el entrenador del Athletic femenino, no quiere ni un titubeo ante el Oviedo Moderno este sábado en Lezama: «Aún nos quedan dos finales para ganar la Liga»

Están a un paso. La ilusión se ha instalado en Lezama gracias al Athletic Femenino. A las rojiblancas les separan un par de partidos del título liguero. Hace tiempo que no estaba tan cerca. Sin embargo, son conscientes de que no pueden permitirse ni un solo fallo. «Cuando perdimos contra el Rayo Vallecano nos dimos cuenta de que nos quedaban trece finales. Hemos ganado once, pero todavía nos quedan dos», avisa Joseba Agirre. En su primera campaña a las órdenes de las leonas, el técnico ha devuelto a las chicas a lo más alto. La Liga aún no está en el bolsillo, pero por el momento ya han conseguido el billete para jugar la Champions la temporada que viene. Este sábado tienen que superar el primero de los dos últimos escollos: reciben al Oviedo Moderno en Lezama a las 18.00 horas.

«Son muy profesionales y tienen muchas ganas de conseguir algo grande. Tienen un sentimiento Athletic y un espíritu combativo», ha remarcado Agirre sobre su equipo. El vestuario es «una piña», y está viviendo estos días con mucha emoción. Aunque no pìensan en cómo celebrar una posible victoria, ni mucho menos en la gabarra. «No le he dado ni una vuelta. Tenemos cosas importantísimas que hablar. Además, todavía no hemos ganado nada y tenemos por delante un importantísimo partido ante el Oviedo», explica el técnico, que prefiere ser cauto. De hecho, pese a que el Barcelona se enfrenta al Atlético de Madrid este domingo, cree que las culés plantarán cara a las terceras. «Son un equipazo y no creo que deje escapar ningún punto. Tenemos que hacer los deberes», remarca Agirre.

El objetivo es claro. Sabe de sobra que «hay que combatir más que las rivales porque en el fútbol hay sustos que no dependen de uno». Pero el nerviosismo no desaparece. «Las canas se están multiplicando», bromea. Solo han perdido un partido, ante las vallecanas, y «los partidos se hacen cada vez más largos». De hecho, llevan casi diez meses de competición. «Me gustaría jugar hoy contra el Oviedo y mañana contra el Tenerife», asegura. Les separa un punto del Barcelona, y sienten que no pueden esperar para conocer el desenlace.

«Siempre nos hemos visto acompañados, no solo en Lezama. En todos los campos en los que hemos jugado siempre ha habido camisetas del Athletic y gente dándonos ánimos», reconoce Agirre. La semana pasada, en la víspera del crucial partido ante el Atlético de Madrid, tuvo que suspenderse su rueda de prensa porque no asistió ningún periodista. Este aspecto no se pasó por alto, y en esta ocasión una decena de medios ha acudido a la sala de prensa. Pero el técnico asegura que no le han dado importancia a ese detalle. «Sabemos que tenemos que dar alegrías para que se nos haga más caso, para que se nos tenga más el cuenta y para llevar al fútbol femenino al lugar que se merece», ha indicado el entrenador.

Veteranas

Esta Liga sería la quinta corona para el equipo. Con trece años de historia, las rojiblancas esperan dar una alegría a la afición y recordarle aquellos días de ilusión en los que encadenaron tres títulos ligueros. En el 2007 consiguieron otro triunfo, pero llevan casi una década de sequía. Las dos únicas mujeres que vestían la camiseta rojiblanca en aquella época «están viviendo cada partido como si debutaran en la categoría». La capitana Iraia Iturregi y Eli Ibarra lideraban entonces un club que contaba con jugadoras tan recordadas como Eba Ferreira y Tzibi, entre otras. Las dos primeras son las únicas que quedan de aquella plantilla y esperan con ansia volver a saborear las mieles del éxito.

Las mismas ganas tienen la portera Ainhoa Tirapu, Vanessa Gimbert y Erika Vázquez que, según ha comentado Joseba Agirre, «están superilusionadas». «Todas ellas están siendo un ejemplo para las más jóvenes. Son las que tiran del carro cuando las cosas se ponen difíciles», valora el técnico rojiblanco.