«El objetivo es salir del descenso antes de Navidad»

Dani García, en rueda de prensa. /ATHLETIC CLUB
Dani García, en rueda de prensa. / ATHLETIC CLUB

Dani García admite que el equipo ha respirado con la victoria frente al Girona, pero avisa que la situación es aún delicada y que los tres puntos ante el Alavés «nos darían la vida»

Robert Basic
ROBERT BASIC

Dani García ha hablado este viernes de alivio, de una sensación olvidada que el Athletic recuperó en su versión más genuina ante el Girona, con una victoria balsámica que llegó tras casi cuatro meses de espera y que no arregla la clasificación, pero sí restaña heridas en el maltrecho estado de ánimo del equipo y equipa la ruta para la escalada. «Nos llevamos una gran alegría porque llevábamos mucho tiempo sin ganar, pero sabemos que estamos en una situación delicada. La felicidad, el desahogo y la manera con la que celebramos el triunfo fue por todo lo que habíamos pasado», ha comentado el mediocentro, quien se congratuló por el marcador final y avanzó que es el «primer paso» hacia el cambio que buscan los rojiblancos. De hecho, el guipuzcoano ha afirmado con rotundidad que el «objetivo es salir del descenso antes de Navidad». Para ello, los hombres de Gaizka Garitano deberán resolver el derbi del lunes ante el Alavés y luego rematar la faena contra el Valladolid antes de bajar la persiana vacacional. «Otros tres puntos nos darían la vida», ha comentado sobre el compromiso de Mendizorroza.

El despido de Berizzo entristeció a la plantilla, que ahora está en manos de Garitano, un técnico que se mueve entre las urgencias, la necesidad de seguir sumando y una clasificación que pesa como una losa. Apenas dispone de tiempo para trabajar al equipo a su gusto, de acuerdo con su manera de ver y entender el juego, y Dani García sabe que no puede perderse en experimentos y fuegos de artificio. «Gaizka es consciente de que en una semana no va a cambiar todo. Ha intentado hacer lo más normal posible y dar tres pautas, que el equipo ha cogido bien desde el primer día. Ante el Girona se vio otro Athletic, que tiró más de 40 centros y remató más de 20 veces. Si estamos más en el campo contrario que en el propio, pues nos crearán menos ocasiones y nosotros más». En este punto ha recordado que con Aduriz y Raúl García arriba «tenemos que darles de comer y enviar balones al área para que hagan gol. Es una baza muy importante para nosotros, además de consolidar la seguridad defensiva».

El mediocentro ha repetido en varias ocasiones que la plantilla se ha fijado como objetivo abandonar la zona clasificatoria teñida de rojo antes de la Navidad y que, más allá del componente derbi, lo que interesa son los puntos y despegar de los bajos fondos de la tabla. «Iremos a Vitoria a buscar el triunfo porque todavía estamos necesitados y si sacamos la cabeza de ahí abajo antes de las vacaciones eso nos daría tranquilidad y confianza para el año que viene». Sabe que al Athletic le espera un partido «muy intenso e igualado» en Mendizorroza, donde invita a calcar la versión colectiva ofrecida el otro día contra el Girona. Intuye que los babazorros les tendrán «ganas», que el ambiente será fabuloso, pero nada de esto le quita el sueño, solo piensa en vencer y dar continuidad al trabajo realizado frente al conjunto catalán.

Crisis e infierno

El Alavés encadena tres encuentros de Liga sin ganar -dos derrotas y un empate- y también se ha despedido de la Copa, pero Dani García sonríe cuando se le alude a este pequeño bache de los vitorianos, quintos en la tabla y con una ventaja de diez puntos sobre el Athletic. «Han tenido partidos complicados contra el Sevilla y el Atlético; el calendario afecta a todo el mundo. Sabemos que aún no han perdido en casa y es un reto más que afrontamos. Pero si el Alavés está en crisis... madre mía. ¿Entonces, nosotros qué? Estamos en el infierno», ha tirado del humor el medio de Zumarraga. Preguntado por los motivos que hundieron al equipo bajo la dirección de Berizzo, el guipuzcoano ha estado muy elegante y ha atribuido a la plantilla los motivos del desplome clasificatorio. «Eduardo puso todo de su parte para que las cosas salieran adelante, pero si los jugadores no estamos a nuestro mejor nivel y no rendimos como se espera, pues los resultados no se dan. En el fútbol, cuando las cosas van mal, no puedes echar a 25 jugadores sino a la cabeza visible».

Dani García ha insistido en recordar que, pese al alivio del otro día, la «situación sigue siendo muy complicada y queremos salir de allí lo antes posible. Con la historia de este club, todos somos conscientes de lo que nos estamos jugando. Ojalá haya pasado nuestro mal momento», ha subrayado el rojiblanco, quien ha reconocido que procura no mirar la clasificación - «lo he hecho esta semana»- y que el equipo solo necesita «encadenar un par de victorias» para alejarse de la zona peligrosa y acomodarse en la mitad de a tabla. «Debemos fijarnos solo en nosotros y no en los contrarios», ha concluido el mediocentro.