Borrar
De los 'once aldeanos' a Muniain, la txapela de los campeones del Athletic

De los 'once aldeanos' a Muniain, la txapela de los campeones del Athletic

Loli Bringas, que confeccionó la famosa boina para que su novio acudiera a la final de 1958, fue la invitada de honor de la Diputación

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 11 de abril 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La historia de los 'once aldeanos' es bien conocida entre los athleticzales. Aquel equipo venció en el Bernabéu al temido Real Madrid de Di Stéfano, Puskas y Gento en la final de Copa de 1958. Arieta y Mauri fueron los goleadores aquel día y el equipo de Chamartín se quedó sin un triplete histórico.

En las gradas del Bernabéu -entonces llamado estadio Chamartín- estaba el novio de Loli Bringas con una txapela rojiblanca. Esta mujer confeccionó la hoy famosa boina en la fábrica La Encartada de Balmaseda. Trajo suerte ese día y desde entonces es una pieza muy codiciada.

Ayer, Bringas fue la invitada de honor de la Diputación en la recepción a los campeones. Y, por supuesto, llevaba encima la txapela de los 'once aldeanos'. La diputada general de Bizkaia, Elixabete Etxanobe, presentó a la mujer para que esta le brindase la boina a Muniain. «No hay txapeldun sin txapela, así que le voy a pedir que se la coloque al capitán», añadió.

Ella, encantada, le colocó la boina al capitán que minutos después brindó la Copa a la afición desde el balcón de la Diputación. Muniain, con un gesto de agradecimiento, le dio dos cariñosos besos a Bringas y mantuvo puesta la txapela durante el resto del acto.

La historia de la txapela de los 'once aldeanos' es curiosa. Para la realización de la pieza, Loli cortó dos boinas por la mitad: una de color crudo y otra de intenso rojo. Como remate, para el escudo tomó una antigua etiqueta anterior a la contienda civil y la cosió perfilada en la zona delantera. Este escudo reproduce el histórico nombre de Athletic Club (AC) sobre el cuartel inferior, cuando ya estaba en vigor la prohibición del uso de extranjerismos en los nombres deportivos, lo que provocó que el conjunto vizcaíno se convirtiera oficialmente en Atlético de Bilbao a partir de 1941. No recuperaría su denominación original hasta 1972.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios