Luis Bilbao, Padilla y Malcom, en el comedor del Athletic en su hotel de concentración. / athletic club

Los 'cachorros' de Valverde

Padilla, Luis Bilbao y Malcom Adu Ares hablan de sus «sueños» y ganas de aprender al lado de «los mejores» en su primera pretemporada con el Athletic en Alemania

Robert Basic
ROBERT BASIC Enviado especial a Harsewinkel

Cuando vieron sus nombres en la relación de pasajeros con destino a Harsewinkel se frotaron los ojos. Ernesto Valverde les incluyó en la expedición compuesta por 31 futbolistas que llevan cinco días puliendo su estado de forma en tierras germanas, entre amistosos y entrenamientos. Ellos aún no han tenido minutos, pero se alimentan de ilusión con solo ver a quién tienen al lado. Álex Padilla, Luis Bilbao y Malcom Adu Ares son los 'cachorros' de Txingurri, la sangre nueva que circula por el 'stage' germano de los rojiblancos. Los tres jóvenes canteranos, de 18, 19 y 20 años, respectivamente, llevan más de una veintena de sesiones con los 'mayores' y cinco días en Alemania, donde sueñan con los ojos abiertos. El club les ha hecho un pequeño vídeo en el que hablan de lo que supone para ellos trabajar junto a futbolistas que hace nada veían por la tele o desde la grada de San Mamés.

Luis Bilbao tiene 19 años y lleva desde los 10 en Lezama. Producto genuino de la factoría rojiblanca, el extremo ha pasado por todas las categorías inferiores hasta verse de repente junto a Valverde en el 'stage' de Harsewinkel. «De estar hace un año en el Basconia a de repente tener que ir al Bilbao Athletic y ahora estar aquí... Estoy con más ilusión que nunca», comenta el de Berango, quien combinó los dos filiales en el curso anterior. Con desborde, regate y gol, aún en fase de pulido, el interior saborea cada entrenamiento. «Son ya mucho años en Lezama y siempre piensas en el objetivo, que cada día está más cerca. Para mí, esto es como un pequeño paso adelante. Falta el último, que más ilusión va a dar», dice sobre un futuro debut.

«Lo vivo con muchas ganas»

Malcom ha sido la gran sorpresa de un curso en el que combinó Basconia y Bilbao Athletic. Fue Patxi Salinas el que le hizo dar el salto al filial, donde explotó a nivel goleador. El extremo, de 20 años, vino a Lezama en 2021 procedente del Santutxu, equipo con el que apenas vio portería en Tercera, pero con los 'cachorros' hizo seis tantos en 18 partidos. Potente y veloz, capaz de actuar en los dos costados, el bilbaíno destaca por su descaro a la hora de encarar sus pares. Solo lleva una temporada completa vestido de rojo y blanco pero su progresión ha sido tan evidente que Valverde ha querido que haga la pretemporada con los 'mayores'. «Lo vivo con muchas ganas e ilusión. El año pasado empecé con el Basconia y ahora estoy aquí aprendiendo de los mejores».

Al igual que Padilla, un portero habitual en las categorías inferiores de la selección española. Solo tiene 18 años y un futuro prometedor por delante. «Si hace tres temporadas me hubieran dicho que estaría aquí, no me lo hubiese creído. Habría dicho que están mal de la cabeza. Para mí, estar con los mejores es un sueño. Estoy muy feliz de aprender día a día». Es justo eso lo que hacen los tres en Alemania junto a Valverde: aprender. Una experiencia inolvidable que pretenden convertir en una costumbre. Es otro peldaño más en su proceso de formación como leones.