Muniain trata de regatear a dos jugadores del Alavés en el duelo del viernes. / ignacio pérez

La paradoja del disfrute

Marcelino quiere que sus futbolistas se diviertan, pero todos los conceptos de juego de su equipo están dirigidos a sufrir y trabajar

Jon Agiriano
JON AGIRIANO

Siempre son interesantes las reflexiones de Marcelino después de los partidos. Te hacen pensar y con frecuencia te sorprenden dejándote a los pies de grandes paradojas. La última ha sido la del viernes por la noche, consumada la victoria ante el Alavés, asegurando que sus jugadores «deben disfrutar más». ¿Disfrutar? Uno hubiera jurado que e