ignacio pérez

Athletic 3 - Rayo 2

Partidazo y diversión en San Mamés

El Athletic reacciona de forma contundente ante un Rayo con hambre

OSKAR TABUENKA | CRISTINA PINTOR

Merecido y trabajado triunfo

Tras la contundente victoria de la semana pasada en el Martínez Valero, los rojiblancos recibieron en San Mamés al Rayo de Andoni Iraola con el objetivo de mostrar la misma efectividad y conseguir otro triunfo que les colocara en una posición privilegiada. Lo lograron en una noche de gran fútbol por parte de ambos equipos. Valverde, como era de esperar, repitió el once salvo el obligado cambio por lesión de Yeray por Vivian. El partido no pudo empezar peor. El Rayo aprovechó un error defensivo del Athletic para ponerse por delante en el marcador. El tanto encendió al equipo y mostró una capacidad de reacción brutal. Dinámicos y verticales, impusieron un ritmo vertiginoso. Empezaron a llegar las ocasiones y los goles. Los Williams se convirtieron en una pesadilla para la defensa madrileña. Aunque en la segunda parte fue imposible mantener el mismo ritmo, ambos equipos no dejaron de buscar la portería rival. Fue el Rayo el que acortó distancias. Pero los de Valverde supieron sufrir para conseguir una merecida y trabajada victoria.

Fiesta en la Catedral

Primera mitad de alto nivel en San Mamés gracias a dos equipos que salieron a buscar la victoria. Valverde e Iraola apostaron por esquemas para ofrecer una gran noche de fútbol. Golpeó primero el Rayo, pero los leones encontraron el camino y remontaron con grandes acciones. Llegó el rock&roll.

Lo mejor del Athletic la reacción, la importancia de creer, de seguir trabajando y remontar.

Gran esfuerzo de todo el equipo rojiblanco y grandes asistencias en una tarde de goles en San Mamés. La segunda parte tuvo su dosis de nerviosismo porque el Rayo nunca se rindió.