Un partido de los de antes

Miguel González San Martín
MIGUEL GONZÁLEZ SAN MARTÍN

Fue un partido vibrante, más temperamental que equilibrado, más temerario que racionalista, con juego a ráfagas y un triunfo casi milagroso. En el minuto noventa y al fin aliados con la suerte, que se había vuelto tan esquiva. Fue un partido de los de antes, jugado a impulsos, con los latidos a tope del corazón y saltándose, en pleno arrebato

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores