Julen Lopetegui, en San Mamés. / SEVILLA FC

Athletic ¿Por qué el partido es también muy importante para el Sevilla?

La diferencia entre quedar tercero o cuarto en Liga es de 7 millones de euros

CARLOS NIETO GARCÍA

Quien resoplase de alivio el domingo tras certificarse la clasificación del Sevilla para la Champions –y saber que el conjunto hispalense no se jugará nada el domingo ante el Athletic– está muy equivocado. Con el objetivo deportivo cumplido, el conjunto hispalense tiene un gran aliciente para disputar la última jornada como si de una final se tratase. Hablamos del aspecto económico.

Según el reparto por los derechos televisivos recogido en el Real Decreto-ley 5/2015, la Liga premia con suculentas cantidades de dinero la posición final de cada equipo. El conjunto de Julen Lopetegui aspira todavía a la tercera posición que ostenta el Atlético, un punto por encima en la clasificación tras el empate a uno entre ambos en el Wanda Metropolitano. La diferencia entre quedar tercero y cuarto en nuestro campeonato es de siete millones (46,9 frente a 39,7), cifra muy a tener en cuenta a la hora de confeccionar una plantilla que volverá a competir en la mejor competición de clubes del mundo. Para ello solo le vale la victoria ante el Athletic y esperar un pinchazo del Atlético en Anoeta.

¿Cómo es el reparto que hace la Liga?

La temporada pasada se repartieron 1.444 millones de euros por los derechos televisivos. La mitad de esa cifra (722) se divide proporcionalmente entre los 20 clubes, 36 'kilos' para cada uno. La otra mitad se divide en dos partes. Una de ellas (el 25% del total, 361 millones) en base a la denominada 'recaudación social', es decir, la recaudación de abonos y taquilla media de las últimas cinco temporadas y la participación de cada club en la generación de recursos por la comercialización de las retransmisiones televisivas. Los otros 361 millones de euros restantes se destinan a la posición final en la tabla. El reparto se realiza de la siguiente manera:

El primer clasificado, un 17%: 61,3 millones. Real Madrid.

El segundo clasificado, un 15%: 54,1 millones. Barcelona.

El tercer clasificado, un 13%: 46, 9 millones. Atlético o Sevilla.

El cuarto clasificado, un 11%: 39,7 millones. Sevilla o Atlético.

El quinto clasificado, un 9%: 32,4 millones. Betis o Real Sociedad.

El sexto clasificado, un 7%: 25,2 millones. Real Sociedad o Betis.

El séptimo clasificado, un 5%: 18 millones. Villarreal o Athletic.

El octavo clasificado, un 3,5%: 12,6 millones. Athletic o Villarreal.

El noveno clasificado, un 3%: 10,8 millones. Osasuna, Celta o Valencia.

El décimo clasificado, un 2,75%: 9,9 millones. Celta, Osasuna o Valencia.

El undécimo clasificado, un 2,5%: 9 millones. Valencia, Osasuna, Celta o Rayo.

El duodécimo clasificado: un 2,25%: 8,1 millones. Rayo, Valencia o Espanyol.

El decimotercer clasificado, un 2%: 7,2 millones. Espanyol, Rayo, Getafe o Elche.

El decimocuarto clasificado, un 1,75%: 6,3 millones. Getafe, Espanyol, Elche o Granada.

El decimoquinto clasificado, un 1,5%: 5,4 millones. Elche, Espanyol, Getafe, Granada o Cádiz.

El decimosexto clasificado, un 1,25%. 4,5 millones. Granada, Getafe, Elche, Mallorca o Cádiz.

El decimoséptimo clasificado, un 1%: 3,6 millones. Mallorca, Granada o Cádiz.

El decimoctavo clasificado, un 0,75%: 2,7 millones. Cádiz, Granada o Mallorca.

El decimonoveno clasificado, un 0,5%: 1,8 millones. Levante o Alavés.

El vigésimo clasificado, un 0,25%: 0,9 millones. Alavés o Levante.

¿Y cómo se cobra?

Otra cuestión cuya respuesta está llena de porcentajes. La Liga paga en cinco plazos, uno por cada próxima temporada y de la siguiente manera: 35%, 20%, 15%, 15%, 15%. Es decir, el Athletic este año ha cobrado el 35% de los 9,9 millones que le corresponden por quedar décimo la pasada campaña, el 20% de los 9 millones del undécimo puesto de la 19/20, el 15% de los 12,6 millones por el octavo puesto de la 18/19, el 15% de los 4,5 millones por el decimosexto puesto de la 17/18 y otro 15% de los 18 millones correspondientes al séptimo puesto conseguido en la 16/17, última campaña con el Athletic en puestos europeos. Así las cosas, en todos los partidos de la última jornada habrá algo en juego en lo económico, salvo para el Real Madrid y el Barcelona, únicos equipos cuya posición, primero y segundo, ya no variará.