«Si Ter Stegen hace un pase es top; si lo hago yo es arriesgado»

Herreín durante el entrenamiento de hoy. / FERNANDO GÓMEZ

Herrerín aguarda su partido cien ante el Atlétic0, tras un entrenamiento ligero en el que Aduriz se probó y Susaeta no estuvo

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

Herrerín no eludió ninguna pregunta este mediodía, tras un entrenamiento ligero en Lezama, de los que llaman 'a la carta¡, en el que Capa se ejercitó aparte, Aduriz ensayó combinaciones y disparos, y Susaeta no salió. El guardameta rojiblanco cumplirá su partido cien contra el Atlético, el equipo de donde llegó a la primera plantilla del Athletic y fue muy franco al expresar lo que sentía . «No esperaba conseguirlo. Es una meta. Disfruto de cada minuto que me toca jugar. Uno sabe lo que cuesta llegar». La polémica levantada por su famoso pase ante el Espanyol no le quita el sueño a estas alturas. «¿Incomprendido? No. Creo que cuando llegas al vestuario y nadie te dice nada es que ya te conocen y saben como soy. Me hace gracia que a la gente le extrañe un recorte, un pase... Siempre lo he dicho, el runrún házmelo cuando falle algo, no cuando lo hago bien. Porque si ese pase lo hacen un Ter Stegen o un Neuer o un cualquiera se le aplaude y es top, pero si lo hago yo es arriesgado y me la juego«.

Se puede decir mas alto pero no más claro. «Soy como soy. Hay gente que le gustará más o menos. Lo acepto y ya está», señaló Herrerín, para quien ahora mismo su rival del sábado en la puerta colchonera, Oblak, así como Ter Stegen, son a día de hoy «los porteros que más diferencia marcan». De Kepa también habló el guardameta rojiblanco, aunque reconoció que estaba un poco cansado de que le insistieran sobre el incidente que el de Ondarroa protagonizó con su entrenador del Chelsea al no querer aceptar el cambio en la prórroga.

«Conozco a Kepa y la gente puede pensar que es una falta de respeto, sobre todo a su compañero, pero me pongo en su piel», declaró Herrerín. «Dos semanas antes le metieron 6-0 y el entrenador no creo que le cambiase en el minuto 60. Así que en el minuto 128 en una gran final era duro que le quisieran cambiar, y más si entendía que era por una lesión que no tenía. Si a mí me pasase, yo hubiera salido del campo, y luego me hubiera dado contra las paredes en el vestuario. Pero es un malentendido. Kepa tiene dos dedos de frente. No tiene maldad de nada«.

Sobre el choque con el Atlético dijo Herrerín que es un partido «difícil, pero bonito de jugar». Cuando le preguntaron sobre el potencial colchonero advirtió de que «cuando no te hace daño uno, es otro. Si no es Griezmann será Morata o Costa». A su modo de ver, esos jugadores deben ser tenidos muy en cuenta, pero lo importante es «pensar en el conjunto» que representa el Atlético. «La Juve tuvo que jugar su mejor partido (para eliminarlos de Champions). Nosotros tendremos que jugar mejor que ellos, y sufrir».

Herrerín también se refirió a la marcha de la Liga y al papel del Athletic en ella. Advirtió de que después de todo lo que ha pasado esta temporada, la aspiración de los de Garitano es la salvación y será cuando estén «relajados» cuando se verá si hay expectativas continentales.