Patxi Salinas: «Han encontrado su gol en una jugada de rebotes»

«Ha sido un partido muy igualado», lamenta el técnico del Bilbao Athletic analizando el solitario tanto del Badajoz, obra de Gorka Pérez

JAVIER BELTRÁN

El técnico del Bilbao Athletic, Patxi Salinas, regresaba al Nuevo Vivero de Badajoz, donde fue entrenador, aunque no conquistó ningún punto en su afán por salvar la categoría lo antes posible. Cuarenta días después hincaba la rodilla el filial rojiblanco, desde la cita en Talavera se habían encadenado tres victorias y dos empates: «Ha sido un partido muy igualado. Han encontrado ellos el gol en una jugada llena de rebotes», lamentaba en las entrañas del estadio extremeño el 1-0 que cayó en el minuto 70 tras un remate de su medicentro Núñez.

Salinas, que «ya piensa» y se focaliza en preparar con mimo el próximo envite ante el Calahorra en Lezama, señala que «Badajoz no es el mejor sitio para mí en cuanto a resultados. Pasé aquí cinco meses fantásticos y mis sensaciones fueron muy buenas. El equipo lo hice yo. Nada más que me fui les dije que este equipo acabaría en playoff. Y cuando lo hizo, me sentí lleno de orgullo». Así ha rememorado aquella campaña, cesado en octubre de 2018 contra todo pronóstico sin dejarle más margen de maniobra en el exigente club pacense.

Ahora, al mando del filial rojiblanco, conserva los cinco puntos de renta respecto al Talavera, que fue noqueado en A Malata este sábado por el Racing de Ferrol (1-0). En 18 partidos con Salinas, el filial ha cosechado ocho victorias, seis derrotas y cuatro empates. La Peña Alcazaba del Athletic de Badajoz capital le recibió en la previa del partido.

Partido «serio», para Jove

La valoración del duelo por parte de Isaac Jové, técnico del Badajoz, es diáfana tras vencer a los cachorros, no sin dificultades, y optar al playoff de ascenso en competencia directa con la UD Logroñés: «Definiría este partido como muy serio. En ciertos momentos hemos dominado y hemos tenido el control del balón».

El técnico pacense sostiene que a su equipo le «interesaba hacer un partido de ida y vuelta. Teníamos que controlar el partido ante el Bilbao Athletic», un plan que surtió efecto menos los primeros veinte minutos del segundo acto. Les costó rematar el partido ante el solitario tanto del excachorro Gorka Pérez Garai, sirviéndose de un balón suelto en el área pequeña de Agirrezabala.

«Nos ha faltado un pelín de efectividad al final, pero lo importante es la victoria. Hemos sabido sufrir un poco al final porque creo que podíamos haber sentenciado antes. Había que ganar el partido con inteligencia», señala y aplaude la gallardía de una plantilla del Badajoz, que acumula cinco meses sin cobrar. «Lo que estamos haciendo es una gesta por lo que pasa a nivel institucional. Estos jugadores se levantan ante cualquier adversidad», zanja Jové.