Patxi Salinas: «Un poco disgustado porque se nos han ido dos puntos»

«Prácticamente no hemos sufrido casi nada, no hemos pasado apuros», señala del 1-1 ante el Racing de Ferrol en A Malata, que remontó el tanto inicial de Malcom

JAVIER BELTRÁN Bilbao

Patxi Salinas no podía evitar mostrar su incomodidad por perder una ocasión de oro para prácticamente sellar la salvación en la Primera RFEF. Los tres puntos en A Malata ante el Racing de Ferrol volaron por una acción a balón parado que remachó el central Castro: «Era un partido importantísimo. Me preocupa que mi equipo hubiera ganado, que es lo importante. Estamos en una situación delicada. Teníamos el partido conseguido, pero por un balón parado nos han empatado. Un poco disgustado porque se nos han ido dos puntos y contentos porque en un campo difícil nos llevamos uno», subraya el exleón.

Salinas lamenteba que el veterano equipo gallego, casi sin ocasiones, sacara petróleo de la pelota parada cuando mejor estaba su equipo en A Malata, que vivía de la renta del tanto tempranero de Malcom Ares: «Prácticamente no hemos sufrido casi nada en la segunda parte, sabiendo que ellos iban a ir a arriba a partir del minuto 80. En el mejor momento que estábamos, en una falta lateral, nos han marcado», relata el técnico de San Adrián, que insiste en que «no estábamos pasando por ningún apuro. Estábamos muy bien y nos lo podíamos llevar con 0-1, y que con 0-2 estaba sentenciado». Un envite que necesitaba las lógicas precauciones por el nivel de un rival que es tercero en la tabla tras Racing y Deportivo. «No íbamos a arriesgar. El Racing tiene jugadores con mucha calidad», señala tras el 1-1 final que permite tener tres puntos de ventaja sobre la zona roja.

Salinas, que veía a su equipo compacto, apenas movió el banquillo, con sólo dos permutas con Luis Bilbao y Goti entrando de refresco: «Podíamos hacer más cambios, pero pensamos al final del partido a partir del 80, para que salga 5 minutos no sé si es mejor o peor. Salvo que sea para perder el tiempo te dan poco, entre que entras y te concectas, es difícil. Si estás bien no lo haces. Si veo que no nos va a dar nada, hacer por hacer...», argumenta de su pizarra trazada desde el banquillo en el estadio ferrolano. Interrogado por el arbitraje del madrileño Pérez Murey, Salinas es educado: «Ha estado bien, no ha sido determinante en ninguna acción. Ninguna queja, no ha influido en el resultado».

Temas

fútbol