La amenaza de Stuani

Stuani celebra uno de los 16 tantos que ha anotado en lo que va de Liga./Efe
Stuani celebra uno de los 16 tantos que ha anotado en lo que va de Liga. / Efe

El delantero uruguayo, con 17 goles, marcha tercero en la clasificación de máximos goleadores, solo por detrás de Messi y Luis Suárez

JON GARAY

El Athletic afronta esta noche el primero de los tres encuentros que determinarán si los rojiblancos pueden realmente aspirar a puestos europeos. Girona, Levante y Getafe determinarán si los de Garitano podrán llegar al sprint final de la Liga con opciones de olvidar definitivamente el horrendo arranque de temporada que se llevó por delante a Berizzo y aspirar a viajar de nuevo por el continente.

El duelo ante los catalanes es la primera de estas etapas. Los de Eusebio tienen como principal argumento ofensivo a Stuani. «Es un rematador, un 'killer'. Hay que mantenerle fuera del área; cuanto más lejos, mejor», ha dicho Capa sobre el uruguayo durante esta semana. No es para menos. Hasta el inicio del choque, eran 16 los tantos que ha anotado en la competición de la regularidad (con el gol a los rojiblancos ya suma 17). Tan solo Luis Suárez, con 18, y el inalcanzable Messi, con 29, superan al ariete de la escuadra catalana.

A sus 32 años, el uruguayo ha encontrado en Girona el escenario perfecto para explotar un instinto goleador que en algunos momento de su carrera pareció adormecido. Llegó a Europa procedente del Danubio, donde llamó la atención de la Reggina italiana. Era la temporada 2008-09. La rigidez defensiva del 'Calcio' no le permitió destacar y fue cedido al Albacete. Aquí, en Segunda División, demostró que sabía lo que se hacía frente a los porteros rivales. En 40 partidos anotó 22 tantos. Tras regresar a Italia, el Levante se hizo con su préstamo y el uruguayo se estrenó en Primera: 10 goles en 33 encuentros. Nueva temporada y nueva cesión, esta vez al Racing, donde sus números fueron similares: 36 y 13.

Había llegado el momento de desligarse definitivamente de la Reggina. Su destino fue el Espanyol, donde en tres campañas anotó 29 goles en 117 partidos. El conjunto catalán lo traspasaría al Middlesbrough en la temporada 2015-16. La experiencia en la Premier tampoco fue todo lo positiva que habría deseado el ariete. Así las cosas, el Girona apostó por hacerse con sus servicios. No pudo ser mayor su acierto. La temporada pasada explotó y marcó nada más y nada menos que 23 tantos. En la actual, con 16, lleva camino de mejorar sus marcas. La granítica defensa del Athletic de Garitano deberá evitar que siga engordando sus números.