El peor momento de Valverde

Valverde está recibiendo numerosas críticas en los últimos días./Efe
Valverde está recibiendo numerosas críticas en los últimos días. / Efe

El exentrenador del Athletic trata de calmar el ambiente revuelto que se vive en el entorno azulgrana tras los últimos malos resultados

Jon Garay
JON GARAY

El Athletic tiene dentista este sábado, que diría Joaquín Caparrós. Los rojiblancos acuden al Camp Nou con la firme intención de romper una mala racha que se extiende demasiado en el tiempo: hasta 14 derrotas consecutivas han cosechado en el feudo culé. Los de Berizzo han protagonizado un arranque liguero engañoso, ya que si bien es cierto que permanecieron invictos hasta la dura derrota encajada ante el Villarreal, también lo es que solo han ganado un partido en lo que va de competición. No parece este el mejor bagaje para afrontar el Everest de acabar con este maleficio. Sin embargo, la situación del rival tampoco es la mejor. Ernesto Valverde afronta el que puede considerarse peor momento desde su llegada al banquillo culé -eliminación ante la Roma en Champions al margen, momento en el que la posibilidad del doblete que finalmente logró le sostuvo-.

Los azulgrana se han dejado cinco puntos en las dos últimas jornadas. Y contra rivales, en principio, asequibles: empate el Girona en casa y derrota ante el Leganés en Butarque. «Mi equipo siempre ha tenido una actitud extraordinaria. Nos podemos equivocar en algún momento, eso sí», ha afirmado Valverde para defender a sus jugadores. «La gente es libre de pensar y no me voy a meter. Cuando se pierde hay barra libre, pero no me preocupa», añade el ex del Athletic tratando de calmar unas aguas que bajan revueltas.

Lo cierto es que el juego del Barcelona no está siendo convincente en este arranque de temporada. Las victorias cosechadas ocultaban el hecho de que a los azulgrana les hacen demasiadas ocasiones -el partido ante el PSV en Champions fue significativo pese al resultado obtenido (4-0)-. Tras la estrepitosa derrota ante el Leganés, las críticas se han centrado en un Piqué cuyo rendimiento dista un abismo del habitual. Para este sábado, Umtiti será baja en el centro de la defensa por molestias en la rodilla izquierda. Valverde tendrá que decidir si dar una nueva oportunidad a Lenglet, expulsado ante el Girona, o apostar por Vermaelen, eternamente propenso a lesionarse.

Las rotaciones también han sido objeto de debate en la Ciudad Condal. Cuando Valverde se resiste a introducir cambios en su once tipo, es criticado por explotar demasiado a sus futbolistas más fiables. El fracaso de Roma fue una consecuencia de esto, dicen sus opositores. Pero cuando da descanso a los pesos pesados, sus sustitutos no dan el nivel. Así las cosas, con solo un punto en las dos últimas jornadas, con el Tottenham y el Valencia como siguientes rivales tras el partido ante el Athletic y con dudas sobre su renovación, el Txingurri atraviesa su peor momento en Barcelona. ¿Un buen momento para ir al dentista?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos