Un grupo de niños vestidos con camisetas rojiblancas se entretienen mientras observan un entrenamiento del Athletic en cuya plantilla aún estaban Amorebieta, Orbaiz, Javi González.... / BORJA AGUDO

Pierre Pibarot, la inspiración francesa

El Athletic encontró en Lyon, durante la lesión de Clemente, el modelo que buscaba para su cantera

JUAN CARLOS LATXAGA

Los inicios de Lezama fueron un cúmulo de felices casualidades. Lo que empezó como un proyecto para dotar al Athletic de una instalación de entrenamiento, se convirtió antes incluso de que acabaran las obras, en el embrión de un proyecto de cantera destinado a proporcionar jugadores que garantizaran la continuidad del primer equipo en la élit