La plantilla del Athletic arropa a Williams

Williams, junto al resto de sus compañero, en el entrenamiento de este sábado. /Juan Echeverría
Williams, junto al resto de sus compañero, en el entrenamiento de este sábado. / Juan Echeverría

«No es fácil lo que le ha tocado pasar estos días. No fue bonito. Son cosas de pareja», dice De Marcos

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Óscar de Marcos compareció este sábado en la sala de prensa de Lezama y lanzó un mensaje de apoyo a Iñaki Williams después de la difusión a través de las redes sociales en el que el futbolista del Athletic protagonizaba una bronca callejera con su pareja en pleno recinto festivo de las fiestas de Aste Nagusia en Bilbao. El lateral derecho, uno de los veteranos de la primera plantilla, uno de los pesos pesados del equipo después de diez temporadas en Bilbao, ha ejercido de portavoz del vestuario y ha respaldado a su compañero. «No es fácil lo que le ha tocado pasar estos días. Estamos todos para arroparle. Él ya se manifestó ayer. Hay que pasarlo y ya está. No fue bonito. Son cosas de pareja», ha reflexionado el lateral derecho de Laguardia.

Las imágenes del altercado callejero entre Williams y su pareja, grabadas en las txosnas de la Semana Grande de la villa, han provocado un profundo malestar en la junta directiva del Athletic. De hecho, el presidente acudió el viernes a presenciar el entrenamiento en la factoría vizcaína, aunque no mantuvo un contacto directo con la plantilla rojiblanca. Fuentes oficiales indicaron que era muy probable que hablara con los protagonistas de las imágenes de estos días en privado –también ha habido varios documentos en los que aparecía Aritz Aduriz poco después de lesionarse para al menos dos semanas saltando durante las fiestas en compañía de otros jugadores–, pero no lanzó un mensaje a todo el vestuario, confirmó este sábado Óscar de Marcos. «El presidente viene mucho. Trata mucho con los jugadores. Si tuvo que hablar con alguien lo haría en privado. Nos llevamos muy bien con él. Cuando tiene que decir algo nos lo dice y listo», ha explicado con su habitual sinceridad el futbolista alavés.

El altercado de Williams, el vídeo de Aduriz... La semana de Aste Nagusia está teniendo más protagonismo por lo que sucede fuera del césped que en el campo. Más asuntos extradeportivoS que relacionados con el balón. Sin embargo, el lateral derecho ha deseado que no afecte al rendimiento de la escuadra de Eduardo Berizzo el próximo lunes contra el Huesca en San Mamés, a las diez de la noche. «Espero que no. El equipo siempre intenta estar al margen. Desde hace mucho tiempo atrás llevamos con temas extradeportivos que no deben afectar al equipo. El equipo tiene que estar unido y tirar para adelante», ha pedido De Marcos, horas después de que Williams difundiera un comunicado, conjunto con su pareja, en el que pedía perdón por su conducta y también denunciaba un intento de extorsión por un vídeo que fue ofrecido, a cambio de dinero, a varias redacciones, entre ellas a elcorreo.com, que rechazó su difusión.

Williams y Yeray, durante una acción del entrenamiento.
Williams y Yeray, durante una acción del entrenamiento. / Juan Echeverría

Jugadores franquicia

Esa grabación, en la que el atacante del Athletic protagoniza una bronca con su novia a base de gritos, empujones y escupitajos, y la de Aduriz saltando en las txosnas poco después de sufrir una lesión muscular han generado un profundo malestar en el equipo de gobierno rojiblanco. En ambos casos, se trata de dos jugadores franquicia del cuadro vizcaíno, y más si se mira un Williams que, en el último año –en aquellos meses en los que no se acababa de cerrar la renovación de Kepa Arrizabalaga–, se le ha puesto como ejemplo de fidelidad y amor a los colores del club. Además, es uno de los profesionales con la ficha más alta, emblema y sustento del futuro de una entidad de cantera como es la rojiblanca. Esta situación, por tanto, ha generado enfado en la directiva de Urrutia, malestar porque uno de sus iconos haya protagonizado una vergonzosa actitud en plena calle; en el vídeo, filmado cerca de la txosna de Gogorregi, se observa a Yeray Álvarez mediar en la discusión.

Y el jugador bilbaíno emitió una nota en la que, además de denunciar la extorsión y pedir las obligatorias por tan bochornoso comportamiento, solicitó «respeto» a su intimidad y avanzó que tomará medidas legales contra la persona que grabó las imágenes e intentó chantajearle. En función de lo que determine el juez, el autor del documento puede ser castigado con entre uno y cinco años de prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos